UN MENSAJE DE ESPERANZA

Evangelismo Web

Evangelismo Web
Evangelismo Web

Libro

Iglesia Adventista La Plata, Argentina

Iglesia Adventista de La Plata Centro
Dirección: Calle 46 Nº 360 - La Plata
Teléfono: (0221) 483-2102

E-mail: adventistaslaplata@gmail.com

Quienes Somos

Los Adventistas del Séptimo Día creemos que la esperanza es el valor más necesario en los tiempos que nos toca vivir.La inseguridad, las catástrofes naturales, la escasez de recursos necesarios para la vida... tantas cosas nos hacen sentir indefensos en un mundo agresivo. A pesar de todo esto, conservamos la esperanza, cuya base es la fe en el poder de Dios, capaz de vencer todos los males conocidos.Lo invitamos a que comparta nuestra esperanza.



Actividades
Estudio de la Biblia por temas - Sábado 09,15 hs.
Predicación de un tema bíblico - Sábado 10,30 hs.
Sociedad de Jóvenes - Sábado 19:00 hs
Culto de Oración: Miércoles 19:30 hs


Mapa de Ubicación




LA PLATA – DIAGONAL
Calle 56 Nº 1150, esq. 17 - La Plata

Actividades:Sábado 09,30 hs. – Estudio de la Biblia por temas
Sábado 10,30 hs. – Predicación de un tema bíblico
Sociedad de Jóvenes: Sábados 18:30 hs
Culto de Oración: Martes 19:00 hs.
Razón de ser del Nombre

Adventistas: Porque creen en el pronto advenimiento del Señor Jesucristo a la tierra, para establecer su reino eterno de justicia, paz y amor. Los adventistas anhelan el regreso de Jesús porque lo consideran el único y suficiente Salvador de la humanidad.

Del Séptimo Día: Porque si bien confían por fe en los méritos de Cristo como exclusiva fuente de salvación, creen firmemente que esa fe en Dios se manifestará en la feliz obediencia a su Decálogo de amor, los diez Mandamientos; y no pasan por alto el mandamiento que prescribe la observancia del séptimo día de la semana, el sábado, como día de reposo cristiano, tal como lo hicieron el Señor Jesucristo, los apóstoles y la iglesia cristiana de los primeros siglos.

DECLARACIÓN DE MISIÓN Y VISIÓN DE LA IGLESIA ADVENTISTA DEL 7º DÍA

DECLARACIÓN DE MISIÓN Y VISIÓN DE LA IGLESIA ADVENTISTA DEL 7º DÍA

Nuestra Misión — La misión de la Iglesia Adventista del Séptimo Día es comunicar a todas las personas el evangelio eterno del amor de Dios en el contexto del mensaje de los tres ángeles de Apocalipsis 14:6 al 12, conforme está revelado en la vida, muerte, resurrección y ministerio sacerdotal de Jesucristo, invitándolas a aceptar a Jesús como su Salvador personal y a unirse a su iglesia, y asistiéndolas y edificándolas espiritualmente en preparación para su pronto retorno.

Nuestro Método — Llevamos adelante esta misión, bajo la dirección del Espíritu Santo.

1. El ministerio de la predicación. Aceptando la comisión del Señor registrada en Mateo 28:18 al 20, anunciamos a todo el mundo el mensaje de un amoroso Dios, revelado más plenamente en el ministerio de la reconciliación y en la muerte expiatoria de su Hijo. Y, reconociendo que la Biblia es la infalible revelación de la voluntad de Dios, proclamamos su mensaje total, incluyendo lo referente a la segunda venida de Cristo y a la permanente autoridad de su ley de los Diez Mandamientos con su recordatorio del séptimo día, sábado, como día de reposo.
2. El ministerio de la enseñanza. Reconociendo que el desarrollo de la mente y el carácter es esencial dentro del plan redentor de Dios, promovemos el desarrollo de una comprensión madura de Dios y de nuestra relación con él, con su Palabra y con el Universo creado.

3. El ministerio de la sanidad. Afirmando el énfasis bíblico sobre el bienestar integral de la persona, damos prioridad a la preservación de la salud y la curación de la enfermedad y, a través de nuestro ministerio a los pobres y oprimidos, cooperamos con el Creador en su compasiva obra de restauración.



DECLARACIÓN DE VISIÓN DE LA IGLESIA ADVENTISTA DEL 7º DÍA

Nuestra Visión — En armonía con las grandes profecías de las Escrituras, entendemos que el clímax del plan de Dios es restaurar toda su creación a la completa armonía con su perfecta voluntad y justicia.









DECLARACIÓN DE VALORES DE LA IGLESIA ADVENTISTA DEL 7º DÍA

Nuestros Valores - Están basados en la revelación provista a través de la Biblia y la vida de Jesucristo. Nuestro sentido de identidad y llamado proviene de una compresión de las profecías bíblicas, especialmente de aquellas relativas al tiempo que precede inmediatamente al retorno de Jesús. Consecuentemente toda la vida llega a ser una creciente experiencia y demostración de compromiso con Dios y con su reino.

Nuestro sentido de misión está impulsado por la seguridad de que cada persona, independientemente de las circunstancias, es de infinito valor para Dios y por lo tanto merecedora de respeto y dignidad. A través de la gracia de Dios cada persona es dotada para, y necesaria en, las diversas actividades de la familia de la iglesia.

Nuestro respeto por la diversidad, individualidad y libertad está equilibrado con nuestra consideración por la comunidad. Nosotros somos una familia mundial de fe comprometida a representar el reino de Dios en nuestro mundo a través de una conducta ética, de mutua consideración, y de amante servicio. Nuestra fidelidad para con Dios incluye el compromiso y sostén de su cuerpo, la iglesia.




(Fuente: Reglamento de la DSA A 10 - 2010


                                               _________________________________


Las 28 Creencias Fundamentales de los Adventistas


Los Adventistas del Séptimo Día aceptan la Biblia como su único credo y mantienen creencias fundamentales como enseñan las Sagradas Escrituras. Estas creencias constituyen la percepción y expresión que la Iglesia sostiene con respecto a las enseñanzas bíblicas.

1. Las Sagradas Escrituras: Las Sagradas Escrituras, el Antiguo y el Nuevo Testamento, son la Palabra de Dios escrita, dada por inspiración divina por intermedio de santos hombres de Dios que hablaron y escribieron al ser movidos por el Espíritu Santo. (II Pedro 1:20 y 21; II Tim. 3:16 y 17; Sal. 119:105; Prov. 30:5 y 6; Isa. 8:20; Juan 10:35; 17:17; I Tes. 2:13; Heb. 4:12).

2. La Trinidad Hay un sólo Dios: Padre, Hijo y Espíritu Santo, una unidad de tres Personas coeternas. Dios es inmortal, omnipotente, omnisciente, encima de todo, y siempre presente. (Deut. 6:4; 29:29; Mat. 28:19; II Cor. 13:13; Efes. 4:4-6; I Pedro 1:2; I Tim. 1:17; Apoc. 14:6 y 7).

3. Dios Padre Eterno: es el Creador, el Originador, el Mantenedor y el Soberano de toda la creación. Él es justo y santo, compasivo y clemente, tardo en airarse, y grande en constante amor y fidelidad. (Gén. 1:1; Apoc. 4:11; I Cor. 15:28; Juan 3:16; I Juan 4:8; I Tim. 1:17: Éxo. 34:6 y 7; Juan 14:9).

4. Dios Hijo Eterno: se encarnó en Jesucristo. Por medio de Él se crearon todas las cosas, se reveló el carácter de Dios, se efectuó la salvación de la humanidad y se juzga el mundo. Jesús sufrió y murió en la cruz por nuestros pecados y en nuestro lugar, fue resucitado entre los muertos y ascendió para administrar en el santuario celestial a nuestro favor. Vendrá otra vez para la liberación final de Su pueblo y la restauración de todas las cosas. (Juan 1:1-3 y14; 5:22; Col. 1:15-19; Juan 10:30; 14:9; Rom. 5:18; 6:23; II Cor. 5:17-21; Lucas 1:35; Filip. 2:5-11; I Cor. 15:3 y 4; Heb. 2:9-18; 4:15; 7:25; 8:1 y 2; 9:28; Juan 14:1-3; I Ped. 2:21; Apoc. 22:20). Ver video (Realvideo 3 minutos).

5. Dios Espíritu Santo: desempeñó una parte activa con el Padre y el Hijo en la Creación, Encarnación y Redención. Inspiró a los escritores de las Escrituras. Llenó de poder la vida de Cristo. Atrae y convence a los seres humanos; y los que se muestran sensibles, son renovados y transformados por Él, a imagen de Dios. Concede dones espirituales a la Iglesia. (Gén. 1:1 y 2; Lucas 1:35; II Pedro 1:21; Lucas 4:18; Hechos 10:38; II Cor. 3:18; Efes. 4:11 y 12; Atos 1:8; Juan 14:16-18 y 26; 15:26 y 27; 16:7-13; Rom. 1:1-4).

6. Dios es el Creador: Dios es el Creador de todas las cosas y reveló en las Escrituras el relato auténtico de Su actividad creadora. En seis días hizo el Señor los Cielos y la Tierra y todo lo que tiene vida sobre la Tierra, y descansó el séptimo día de esa primera semana. (Gén. 1;2; Éxo. 20:8-11; Sal. 19:1-6; 33:6 y 9; 104; Heb. 11:3; Juan 1:1-3; Col. 1:16 y 17).

7. La Naturaleza del Hombre: El hombre y la mujer fueron formados a imagen de Dios con individualidad y con el poder y la libertad de pensar y actuar. Como han sido creados como seres libres, cada uno es una unidad indivisible de cuerpo, mente y alma, y dependiente de Dios en cuanto a la vida, respiración y todo lo demás. Cuando nuestros primeros padres desobedecieron a Dios, negaron su dependencia de Él y cayeron de sua elevada posición abajo de Dios. La imagen de Dios en ellos, fue desfigurada, se volvieron mortales. Sus descendientes comparten esa naturaleza caída y de sus consecuencias. (Gén. 1:26-28; 2:7; Sal. 8:4-8; Hechos 17:24-28; Gén. 3; Sal. 51:5; Rom. 5:12-17; II Cor. 5:19 y 20).

8. El Gran Conflicto: Toda la humanidad está involucrada en un gran conflicto entre Cristo y Satanás, en cuanto al carácter de Dios, Su Ley y Su soberanía sobre el Universo. Ese conflicto se originó en el Cielo, cuando un ser creado, dotado de libertad de elección, por exaltación propia, se convirtió en Satanás, el adversario de Dios, y condujo la rebelión de una parte de los ángeles. Él introdujo el espíritu de rebelión en este mundo. Observado por toda la Creación, este mundo se convirtió en el palco del conflicto universal, dentro del cual será finalmente reivindicado el Dios de amor. (Apoc. 12:4-9; Isa. 14:12-14; Ezeq. 28:12-18; Gén. 3; Gén. 6-8; II Pedro 3:6; Rom. 1:19-32; 5:19-21; 8:19-22; Heb. 1:4-14; I Cor. 4:9).

9. Vida, Muerte y Ressurrección de Cristo: En la vida de Cristo, de perfecta obediencia a la voluntad de Dios, y en Su sufrimiento, muerte y resurrección, Dios proveyó el único medio de expiación del pecado humano, de modo que los que aceptan esa expiación por fe, puedan tener vida eterna, y toda la Creación comprenda mejor el infinito y santo amor del Creador. (Juan 3:16; Isa. 53; II Cor. 5:14, 15 y 19-21; Rom. 1:4; 3:25; 4:25; 8:3 y 4; Filip. 2:6-11; I Juan 2:2; 4:10; Col. 2:15).

10. La Experiencia de la Salvación En infinito amor y misericordia: Dios permitió que Cristo se convirtiese en pecado por nosotros, para que en Él fuésemos hechos justicia de Dios. Guiados por el Espíritu Santo reconocemos nuestra pecaminosidad, nos arrepentimos de nuestras transgresiones y tenemos fe en Jesús como Señor y Cristo, como Sustituto y Ejemplo. Esta fe que acepta la salvación, viene del poder de la Palabra y es el don de la gracia de Dios. Por medio de Cristo somos justificados y libertados del dominio del pecado. Por medio del Espíritu, nacemos de nuevo y somos justificados. Permaneciendo en Él, participamos de la naturaleza divina y tenemos la seguridad de la salvación, ahora y en el Juizo. (Sal. 27:1; Isa. 12:2; Jonas 2:9; Juan 3:16; II Cor. 5:17-21; Gál. 1:4; 2:19 y 20; 3:13; 4:4-7; Rom. 3:24-26; 4:25; 5:6-10; 8:1-4, 14, 15, 26 y 27; 10:7; I Cor. 2:5; 15:3 y 4; I Juan 1:9; 2:1 y 2; Efes. 2:5-10; 3:16-19; Gál. 3:26; Juan 3:3-8; Mat. 18:3; I Pedro 1:23; 2:21; Heb. 8:7-12).

11. Crecimiento en Cristo (nueva doctrina) Por Su muerte sobre la cruz Jesús triunfó sobre las fuerzas de mal. Aquel que subyugó los espíritus demoníacos durante Su ministerio terrenal derrotó su poder e hizo cierto su destino final. La victoria de Jesús nos da la victoria sobre las fuerzas malignas que todavía procuran controlarnos, para ahora caminar con Él en la paz, la alegría, y la seguridad de Su amor. Ahora el Espíritu Santo mora dentro de nosotros y nos fortalece. Continuamente comprometidos a Jesús como nuestro Salvador y Señor, somos puestos en libertad de la carga de nuestros hechos pasados. Nos alejamos del vivir en la oscuridad, el miedo de los poderes malvados, la ignorancia, y el absurdo de nuestro antiguo modo de vivir. En esta nueva libertad en Jesús, somos llamados para convertirnos a la semejanza de Su carácter, comunicándonos con Él diariamente en oración, alimentándonos de Su Palabra, meditando en ella y en Su providencia, cantándole alabanzas, reuniéndonos para la adoración, y participando en la misión de la Iglesia. Así como nos damos a nosotros mismos en el servicio amante a aquellos alrededor nuestro y en la testificación de Su salvación, Su presencia constante con nosotros a través del Espíritu transforman cada momento y cada tarea en una experiencia espiritual. Apoyo se encuentra en estos pasajes Bíblicos: Salmos 1:1,2; Salmos 23:4; Salmos 77:11,12; Colosenses 1:13,14 Colosenses 2:6; Colosenses 2:14,15; Lucas 10:17-20; Efesios 5:19-20; Efesios 6:12-18; 1Tesalonicenses 5:16-18; 1Tesalonicenses 5:23; 2Pedro 2:9; 2Pedro 3:18; 2Corintios 3:17-18; Filipenses. 3:7-14; Mateo 20:25-28; Juan 20:21; Gálatas 5:22-25; Romanos 8:38-39; 1Juan 4:4; Hebreos 10:25

12. La Iglesia: es la comunidad de creyentes que confiesan a Jesucristo como Señor y Salvador. Nos unimos para adorar, para comunión, para instrucción en la Palabra, para celebrar la Cena del Señor, para el servicio a toda la humanidad y para la proclamación mundial del Evangelio. La Iglesia es la Familia de Dios. La Iglesia es el cuerpo de Cristo. (Gén. 12:3; Hechos 7:38; Mat. 21:43; 16:13-20; Juan 20:21 y 22; Hechos 1:8; Rom. 8:15-17; I Cor. 12:13-27; Efes. 1:15 y 23; 2:12; 3:8-11 y 15; 4:11-15).

13. El Remaneciente y su Misión: La Iglesia universal se compone de todos los que verdaderamente creen en Cristo; pero, en los últimos días, un remaneciente ha sido llamado, a fin de guardar los mandamientos de Dios y la fe de Jesús. Este remaneciente anuncia la llegada de la hora del Juicio, proclama la salvación por medio de Cristo y predice la aproximación de Su segundo advenimiento. (Mar. 16:15; Mat. 28:18-20; 24:14; II Cor. 5:10; Apoc. 12:17; 14:6-12; 18:1-4; Efes. 5:22-27; Apoc. 21:1-14).

14. Unidad en el Cuerpo de Cristo: La Iglesia es un cuerpo con muchos miembros, llamados de toda nación, tribu, lengua y pueblo. Todos somos iguales en Cristo. Mediante la revelación de Jesucristo en las Escrituras, compartimos la misma fe y esperanza y extendemos un solo testimonio para todos. Esta unidad encuentra su fuente en la unidad del Dios triuno, que nos adoptó como Sus hijos. (Sal. 133:1; I Cor. 12:12-14; Hechos 17:26 y 27; II Cor. 5:16 y 17; Gál. 3:27-29; Col. 3:10-15; Efes. 4:1-6; Juan 17:20-23; Santiago 2:2-9; I Juan 5:1).

15. El Bautismo: Por el bautismo confesamos nuestra fe en la muerte y en la resurrección de Jesucristo y testimoniamos nuestra muerte al pecado y nuestro propósito de andar en novedad de vida, siendo aceptados como miembros por Su Iglesia. Y por inmersión en el agua se sigue la instrucción en las Escrituras Sagradas y la aceptación de sus enseñanzas. (Mat. 3:13-16; 28:19 y 20; Hechos 2:38; 16:30-33; 22:16; Rom. 6:1-6; Gál. 3:27; I Cor. 12:13; Col. 2:12 y 13; I Pedro 3:21).

16. La Cena del Señor: La Cena del Señor es una participación en los emblemas del cuerpo y de la sangre de Jesús, como expresión de fe en Él, nuestro Señor y Salvador. La preparación incluye el examen de conciencia, el arrepentimiento y la confesión. El Maestro instituyó la Ceremonia del lavamiento de pies para representar renovada purificación, para expresar la disposición de servir uno al otro en humildad semejante a la de Cristo, y para unir nuestros corazones en amor. (Mat. 26:17-30; I Cor. 11:23-30; 10:16 y 17; Juan 6:48-63; Apoc. 3:20; Juan 13:1-17).

17. Dones y Ministerios Espirituales: Dios concede a todos los miembros de Su Iglesia, en todas las épocas, dones espirituales. Siendo otorgados por la actuación del Espíritu Santo, el cual distribuye a cada miembro como le place, los dones proveen todas las aptitudes y ministerios que la Iglesia necesita para cumplir sus funciones divinamente ordenadas. Algunos miembros son llamados por Dios y dotados por el Espíritu para funciones reconocidas por la Iglesia en ministerios pastorales, evangélicos, apostólicos y de enseñanza. (Rom. 12:4-8; I Cor. 12:9-11, 27 y 28; Efes. 4:8 y 11-16; II Cor. 5:14-21; Hechos 6:1-7; I Tim. 2:1-3; I Pedro 4:10 y 11; Col. 2:19; Mat. 25:31-36).

18. El Don de Profecía: Uno de los dones del Espíritu Santo es la profecía. Este don es una característica de la Iglesia remaneciente y fue manifestado en el ministerio de Ellen G. White. Como la mensajera del Señor, sus escritos son una continua y autorizada fuente de verdad y proporcionan consuelo, orientación, instrucción y corrección a la Iglesia. (Joel 2:28 y 29; Hechos 2:14-21; Heb. 1:1-3; Apoc. 12-17; 19:10).

19. La Ley de Dios: Los grandes principios de la Ley de Dios son incorporados en los Diez Mandamientos y ejemplificados en la vida de Cristo. Expresan el amor, la voluntad y los propósitos de Dios acerca de la conducta y de las relaciones humanas, y son obligatorios a todas las personas, en todas las épocas. Esos preceptos constituyen la base del concierto de Dios con Su pueblo y la norma del juicio de Dios. (Éxo. 20:1-17; Mat. 5:17; Deut. 28:1-14; Sal. 19:7-13; Juan 14:15; Rom. 8:1-4; I Juan 5:3; Mat. 22:36-40; Efes. 2:8).

20. El Sábado: El bondadoso Creador, después de los seis dias de la Creación, descansó el séptimo día e instituyó el Sábado para todas las personas, como recordativo de la Creación. El cuarto mandamiento de la inmutable Ley de Dios requiere la observancia de este sábado del séptimo día como día de descanso, adoración y ministerio, en armonía con la enseñanza y práctica de Jesús, el Señor del Sábado. (Gén. 2:1-3; Éxo. 20:8-11; 31:12-17; Lucas 4:16; Heb. 4:1-11; Deut. 5:12-15; Isa. 56:5 y 6; 58:13 y 14; Lev. 23:32; Mar. 2:27 y 28).

21. Mayordomía: Somos mayordomos de Dios, responsables por el uso apropiado del tiempo y de las oportunidades, capacidades y posesiones, y de las bendiciones de la Tierra y sus recursos que Él colocó bajo nuestro cuidado. Reconocemos el derecho de propiedad de parte de Dios, por medio del fiel servicio a Él y a nuestros semejantes, y devolviendo los diezmos y dando ofrendas para la proclamación de Su Evangelio y para la manutención y el crecimiento de Su iglesia. (Gén. 1:26-28; 2:15; Hageo 1:3-11; Mal. 3:8-12; Mat. 23:23; I Cor. 9:9-14).

22. Conducta Cristiana: Somos llamados para ser un pueblo piadoso, que piensa, siente y actúa de acuerdo con los principios del Cielo. Para que el Espíritu recree en nosotros el carácter de nuestro Señor, solo nos involucramos con aquellas cosas que producirán en nuestra vida, pureza, salud y alegría semejantes a las de Cristo. (I Juan 2:6; Efes. 5:1-13; Rom. 12:1 y 2; I Cor. 6:19 y 20; 10:31; I Tim. 2:9 y 10; Lev. 11:1-47; II Cor. 7:1; I Pedro 3:1-4; II Cor. 10:5; Filip. 4:8).

23. Matrimonio y Familia: El casamiento fue divinamente establecido en el Edén y confirmado por Jesús como unión vitalicia entre un hombre y una mujer, en amoroso compañerismo. Para el cristiano, el compromiso matrimonial es con Dios, y con el cónyuge, y solamente debe ser asumido entre parejas que comparten la misma fe. Referente al divorcio, Jesús enseñó que la persona que se divorcia del cónyuge, a no ser por causa de fornicación, y se casa con otro, comete adulterio. Dios bendice a la familia y quiere que sus miembros se ayuden uno al otro a alcanzar completa madurez. Los padres deben educar sus hijos a amar al Señor y a obedecerle. (Gén. 2:18-25; Deut. 6:5-9; Juan 2:1-11; Efes. 5:21-33; Mat. 5:31 y 32; 19:3-9; Prov. 22:6; Efes. 6:1-4; Mal. 4:5 y 6; Mar. 10:11 y 12; Lucas 16:18; I Cor. 7:10 y 11).

24. El Ministerio de Cristo en el Santuario Celestial: Hay un santuario en el Cielo. En él, Cristo intercede en nuestro favor, haciendo accesibles a los creyentes los beneficios de Su sacrifício expiatorio ofrecido una vez por todas, en la cruz. Él es nuestro gran Sumo Sacerdote y comenzó Su ministerio intercesor en ocasión de Su ascensión. En 1844, a final del período profético de los 2.300 días, inició la segunda y última etapa de Su ministerio expiatorio. El jucio investigador revela a los seres celestiales quien entre los muertos será digno de formar parte en la primera resurrección. También se hace manifesto quien, entre los vivos, está preparado para la traslación a Su reino eterno. La terminación del ministerio de Cristo señalará el fin del tiempo de gracia para los seres humanos, antes del Segundo advenimiento. (Heb. 1:3; 8:1-5; 9:11-28; Dan. 7:9-27; 8:13 y 14; 9:24-27; Núm. 14:34; Ezeq. 4:6; Mal. 3:1; Lev. 16; Apoc. 14:12; 20:12; 22:12).

25. La Segunda Venida de Cristo: La segunda venida de Cristo es la bendita esperanza de la Iglesia. La venida del Salvador será literal, personal, visible y universal. (Tito 2:13; Juan 14:1-3; Hechos 1:9-11; I Tes. 4:16 y 17; I Cor. 15:51-54; II Tes. 2:8; Mat. 24; Mar. 13; Lucas 21; II Tim. 3:1-5; Joel 3:9-16; Heb. 9:28).

26. Muerte y Resurrección: El salario del pecado es la muerte. Pero Dios, el único que es imortal, concederá vida eterna a Sus redimidos. Hasta aquel día, la muerte es un estado inconsciente para todas las personas. (I Tim. 6:15 y 16; Rom. 6:23; I Cor. 15:51-54; Ecles. 9:5 y 6; Sal. 146:4; I Tes. 4:13-17; Rom. 8:35-39; Juan 5:28 y 29; Apoc. 20:1-10; Juan 5:24).

27. El Milenio y el Fin del Pecado: El milenio es el reinado de mil años de Cristo con Sus santos, en el Cielo, entre la primera y la segunda resurrección. Durante este tiempo serán juzgados los impíos muertos. Al fin de ese período, Cristo con Sus Santos y la Ciudad Santa descenderán del Cielo a la Tierra. Los impíos muertos serán entonces resucitados y, con Satanás y sus ángeles, cercarán la ciudad; pero el fuego de Dios los consumirá y purificará la Tierra. El Universo quedará eternamente libre del pecado y de los pecadores. (Apoc. 20; Zac. 14:1-4; Mal. 4:1; Jer. 4:23-26; I Cor. 6; II Pedro 2:4; Ezeq. 28:18; II Tes. 1:7-9; Apoc. 19:17, 18 y 21).

28. La Nueva Tierra: En la Nueva Tierra, en que habita la justicia, Dios proveerá un hogar eterno para los remidos y un ambiente perfecto para vida, amor, alegría y aprendizaje eternos, en Su presencia. (II Pedro 3:13; Gén. 17:1-8; Isa. 35; 65:17-25; Mat. 5:5; Apoc. 21:1-7; 22:1-5; 11:15).
___________________________
LOS DIEZ MANDAMIENTOS
(Exodo 20: 3-17, versión Torres Amat)


-I-

No tendrás otros dioses delante de mi.

-II-

No harás para ti imagen de escultura, ni figura alguna de las cosas que hay arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni de la que hay en las aguas debajo de la tierra. No las adorarás ni rendirás culto. Yo soy el Señor Dios tuyo, el fuerte, el celoso, que castigo con maldad de los padres en los hijos hasta la tercera y cuarta generaciòn, de aquellos, digo, que me aborrecen; y que uso de misericordia hasta millares de generaciones con los que aman y guardan mis mandamientos.
-III-

No tomarás en vano el nombre del Señor tu Dios: porque no dejará el Señor sin castigo al que tomare en vano el nombre del Señor Dios suyo.
-IV-
Acuérdate de santificar el día de sábado para santificarlo. Los seis días trabajarás, y harás todas tus labores: Mas el día séptimo es sábado o fiesta del Señor Dios tuyo. Ningun trabajo harás en él, ni tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu criado, ni tu criada, ni tus bestias de carga, ni el extranjero que habita dentro de tus puertas o poblaciones. Por cuanto el Señor en seis días hizo el cielo y la tierra, y el mar, y todas las cosas que hay en ellos, y descansó en el día séptimo: por esto bendijo el Señor el día del sábado y lo santificó.
-V-

Honra a tu padre y a tu madre, para que vivas largos años sobre latierra que te ha de dar el Señor Dios tuyo .

-VI-

No matarás.

-VII-
No fornicarás
-VIII-
No hurtarás.
-IX-

No levantaras falso testimonio contra tu prójimo

-X-
No codiciarás la casa de tu prójimo: ni desearás su mujer, ni esclavo, ni esclava, ni buey, ni asno, ni cosa alguna de las que le pertenecen
_______________________________________
UN DIALOGO CON DIOS
ACERCA DEL SÁBADO
ERLING CALKINS

Dime, Señor, ¿tienes tú un día especial de descanso para tus seguidores?
Yo fui en el Espíritu en el día del Señor”. Apocalipsis 1:10.

Pero ¿cuál es el día del Señor? ¿De qué día de la semana eres tú el Señor?
Porque Señor es del sábado el Hijo del hombre”. S. Ma­teo 12:8.

Hay siete días en la semana. ¿Cuál de ellos es el día de reposo?
“El séptimo día es sábado o fiesta del Señor Dios tuyo”. Cuarto mandamiento. (Éxodo 20:8-10, versión de Félix To­rres Amat)

¿Qué día de acuerdo con nuestro cómputo, es el séptimo: el sábado o el domingo?
“Y como pasó el sábado. María Magdalena, y María ma­dre de Jacobo… muy de mañana, el primer día de la semana, vienen al sepulcro, ya salido el sol... Y entradas en el sepulcro, vieron un mancebo... Más él les dice: No os asustéis buscáis a Jesús Nazareno, el que fue crucifi­cado; resucitado ha”. S. Marcos 16:1-6. (Nota: Todo el mundo sabe que el domingo fue el día de la resurrección. El sábado había pasado cuando amaneció. Es, pues, evi­dente que el sábado es el día anterior al domingo).

Pero, Señor, ¿no aboliste tú la ley que contiene el man­damiento del sábado?
“No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir”. S. Mateo 5:1.7.

Bien, por lo menos, ¿no cambiaste tú uno de los mandamientos, de manera que hoy tus seguidores puedan guardar otro día fuera del séptimo?
“Porque de cierto os digo, que hasta que perezca el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde perecerá de la ley, hasta que todas las cosas sean hechas”. S. Mateo 5:13.

Pero, Señor, ¿no es el sábado un día judío? ¿No es el séptimo el día de reposo de los judíos?
“El sábado por causa del hombre es hecho”. S. Marcos 2:27. (El sábado fue hecho y entregado al hombre genéricamente hablando, 1500 años antes de la existencia de cualquier judío. (Véase Génesis 21-3).

Alguien me dijo que después de tu crucifixión, Señor, tus seguidores no continuaron guardando el séptimo día de acuerdo con el mandamiento. ¿Es cierto?
“Y era día de la víspera de la Pascua; y estaba para rayar el sábado. Y las mujeres que con él habían venido de Galilea, siguieron también y vieron el sepulcro, y cómo fue puesto su cuerpo. Y vueltas, aparejaron drogas aro­máticas y ungüentos, y reposaron el sábado; conforme al mandamiento”. S. Lucas 23:54-56.

Pero, ¿acaso el apóstol Pablo no se reunía siempre con los cristianos de su tiempo en domingo, en honor a la resurrec­ción? ¿Qué costumbre tenía él con respecto al día de culto?
“Y Pablo, como acostumbraba, entró a ellos, y por tres sábados disputó con ellos de las Escrituras”. Hechos 17:2. ¿Se reunía también con los conversos gentiles en sábado?

Tal vez él se congregaba con los judíos en sábado y con los griegos en domingo. ¿Cuál es la verdad, Señor?
“Y disputaba en la sinagoga todos los sábados, y persuadía a Judíos y a Griegos”. Hechos 18:4.

¿Qué enseñó Pablo con respecto a la observancia del sábado?
“Por tanto, queda un reposo para el pueblo de Dios. Por­que el que ha entrado en su reposo, también él ha repo­sado de sus obras, como Dios de las suyas”. Hebreos 4:9, 10.

Pero, ¿a qué día se refirió Pablo cuando habló de descan­sar como descansó Dios?
“‘Porque en un cierto lugar dijo así del séptimo día: Y reposó Dios de todas sus obras en el séptimo día”. He­breos 4:4.

¿Es ésta, pues, la instrucción que tú das con respecto a la observancia del sábado?
“Porque no he rehuido de anunciaros todo el consejo de Dios”. Hechos 20:27. (En el Nuevo Testamento hay nada menos que 59 referencias al sábado. El libro de los Hechos alude a 84 sábados en que el apóstol San Pablo y sus asociados realizaron servicios religiosos. Sin embargo, no hay una sola palabra en toda la Biblia que autorice la observancia del domingo).

Pero, entonces, ¿por qué tantas personas guardan el domingo en lugar del sábado? Si la Biblia enseña la observancia del sábado, ¿quién introdujo la observancia del domingo, y cuándo lo hizo?
“Y (la potencia llamada cuerno pequeño) hablará palabras contra el Altísimo... y pesará en mudar los tiempos y la ley”. Daniel 7:25

La Iglesia Romana es el cuerno pequeño de Daniel 7: ¿quieres decir tu, Señor, que ella pensaría en cambiar la ley de Dios?
“Pregunta ahora a los sacerdotes acerca de la ley”. Hageo 2:11

Bien, le preguntaré a Esteban Keenan, un sacerdote católico: ¿Cree su iglesia que tiene poder de cambiar la ley de Dios?
“Si no tuviera tal poder, no podría haber hecho aquello en que concuerdan todos los modernos eruditos en religión; no podría haber reemplazado la observancia del sábado. Séptimo día de la semana, por la observancia del domingo, primer día de la semana, un cambio para el cual no existe autoridad bíblica”. Doctrinal Catechism, página 174.

¿Cuándo se realizó ese cambio?
“Observamos el domingo en lugar del sábado porque la Iglesia Católica en el Concilio de Laodicea (364 de J.C.) trnasfirió la solemnidad del sábado al domingo”. The Converts Catechism, Pedro Geirmann, página 50 (Este catecismo recibió la bendición papal el 25 de enero de 1910).

¿Están de acuerdo con esto los ministros protestantes?
Los congregacionalistas dicen: “Es completamente claro que, por rígida o devotamente que pasemos el domingo, no es­tamos observando el sábado”.—Dr. R. W. Dale en Ten Commandments, página 103.
Los metodistas: “Sábado en el lenguaje hebreo, significa descanso, y es el séptimo día de la semana y debe confesarse que no existe ley en el Nuevo Testamento con­cerniente al primer día”. —Diccionario Teológico de Buck.
Los bautistas: “Ha existido y existe un mandamiento que ordena guardar el sábado, pero el sábado no era el domingo. Se dirá, sin embargo.,y con cierto aire de triunfo, que el sábado fue transferido del séptimo al primer día de la semana. ¿Dónde puede hallarse esta transferencia? No en el Nuevo Testamento— absolutamente no… Por supuesto, bien sé que el domingo comenzó a observarse durante la historia cristiana primitiva. ... Pe­ro es lamentable que haya venido rotulado con la marca del paganismo, y bautizado con el nombre del dios sol, cuando fue adoptado y sancionado por la apostasía papal, y transmitido como un sagrado legado al protestantismo”. —Dr. E. T. Hiscox, autor del Baptist Manual.

¿Qué diferencia hace el día que yo observo? Un día equivale a otro día, ¿no es cierto?
“¿No sabéis que a quien os prestáis vosotros mismos por siervos para obedecerle, sois siervos de aquel a quien obe­decéis, o del pecado para muerte, o de la obediencia para justicia? Romanos 6:16


¿Qué haré entonces? ¿Guardaré el sábado del mandamiento de Dios o el domingo del hombre?
“Es menester obedecer a Dios antes que a los hombres.” Hechos 5:29.

Bien, Señor, ¿qué piensas tú de la observancia del domingo?
“Así habéis invalidado el mandamiento de Dios con vuestra tradición… Mas en vano me honran, enseñando doctrinas y mandamientos de hombres”. S. Mateo 15:6, 9.

Pero los millones de personas que observan el domingo no pueden estar equivocados, ¿no es cierto?
“Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella. Porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan”. S. Mateo 7:13, 14. (Sólo unos pocos obedecieron a Dios en los días de Noé, en los días de Lot, en los días de Cristo. La mayoría se perdió).

Pero, el Dr. Fulano de tal es un hombre muy sabio: ¿Porqué él y todos los grandes predicadores no observan el sábado?
“Porque mirad, hermanos vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, no muchos poderosos, no muchos nobles; ante lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios y lo loco del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios, y lo flaco del mundo escogió Dios, para avergonzar lo fuerte”. 1 Corintios 1:26, 27 (Nota: Los grandes maestros religiosos en los días de Cristo rechazaron la verdad también. Sus seguidores pertenecían al común del pueblo).

¿Pero yo he aceptado al Señor Jesús; yo sé que es mi Sal­vador: yo sé que El me ha recibido, y sin embargo he es­tado observando el domingo. Por cierto que no me perderé sino guardo el sábado ahora, ¿no es así?
“Empero Dios, habiendo disimulado los tiempos de esta ignorancia, ahora denuncia (manda dice la Reina Valera del 60) a todos los hombres en todos los lugares que se arrepientan”. Hechos 17:30.

Yo te conozco, Señor; tú no me condenarás por no observar el sábado, ¿no es verdad?
“El que dice, Yo le he conocido y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y no hay verdad en él”. 1 S. Juan 2:4.

Pero ¿no es suficiente que yo ame al Señor y viva de acuerdo con la ley de amor?
“Si me amáis guardad mis mandamientos”. S. Juan 14:15

¿Abarca esto los diez mandamientos?
“Porque cualquiera que hubiere guardado toda la ley y ofendiere en un punto, es hecho culpable de todos”. San­tiago 2:10.

Bien, yo creo que si tratamos de seguir a Jesús, eso es todo lo que necesitamos. ¿No es cierto Señor Jesús?
“El que dice que está en él, debe andar como él anduvo”. 1 San Juan 2:6

¿Cómo actuaste tú, Señor? ¿Cuál fue tu costumbre?
“Y vino a Nazaret, donde había sido criado; y entró, conforme a su costumbre, el día del sábado en la sinagoga, y se levantó a leer”. S. Lucas 4:16

Pero, Señor, esto ocurrió hace 1900 años. ¿No observarías algún otro día que no fuera el sábado si vinieras a la tierra hoy?
“Yo Jehová, no me mudo”. Malaquías 3:6. “Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos”. Hebreos 13:8.

¿Depende mi salvación de mi obediencia a este mandato sabático?
“Y consumado, vino a ser causa de eterna salud a todos los que le obedecen”. Hebreos 5:9.

¿Crees tú que es absolutamente necesario guardar los man­damientos para recibir la vida eterna?
“Si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos”. S. Mateo 19:17.

Pero todavía yo no veo por qué insistes en el séptimo día, Señor. ¿No es acaso el domingo tan bueno como el sábado?
“Y bendijo Dios al día séptimo y santificólo”. Génesis 2:3. “El bendijo, y no podré revocarla”. Números 23:20. “Tú, Jehová, la has bendecido, y será bendita para siempre”. 1 crónicas 17:27.

Bien, me parece que si observo un día de cada siete, sin preocuparme de que sea uno en particular, esto debe ser suficiente
“Hay camino que al hombre parece derecho; empero su fin son caminos de muerte”. Proverbios 16:25. “Las cosas que son del espíritu ... se han de examinar espiritualmente”. 1 Corintios 2: 13, 14.


¡Pero, Señor! ¿No puedo actuar de alguna otra manera? ¿No me llevará al cielo, lo que yo profeso?
“No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos: mas el que hiciere la voluntad de mi Padre que está en los cielos”. S. Mateo 7:21.

Sin embargo yo oro.
“El que aparta su oído para no oír la ley, su oración tam­bién es abominable”. Proverbios 28:9.

Pero, Señor, mira a la gente que obra milagros en tu nom­bre. Algunos sanan a los enfermos, otros hablan en len­guas y hacen muchas maravillas; sin embargo no guardan el sábado. ¿Qué dices tú de ellos?
“Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profe­tizamos en tu nombre, y en tu nombre lanzamos demo­nios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y enton­ces les protestaré: Nunca os conocí; apartaos de mí, obra­dores de maldad”. S. Mateo 7:22, 23.

Sí, yo sé que el sábado es el día correcto: pero mis negocios sufrirían si cerrara el sábado. Podría perder mi tra­bajo. ¡No me sería posible progresar en el mundo!
“¿Qué aprovechará al hombre, si granjeare todo el mun­do, y pierde su alma?” S. Marcos 8:36.

Bien, en cuanto a mí mismo, no me preocupo; pero ¿que dices de mi familia? ¿No sería mejor para mí trabajar el sábado que dejar a mi familia pasar hambre?
“Vuestro Padre celestial sabe que de todas estas cosas ha­béis menester. Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”. S. Mateo 6:32, 33. “No he visto justo desamparado, ni su si­miente que mendigue pan”. Salmo 37:25.

Mis amados se burlarán da mí y me ridiculizarán.
“Bienaventurados sois cuando os vituperaren, ... y dije­ren de vosotros todo mal por mi causa mintiendo. Gozaos y alegraos; porque vuestra merced es grande en los cielos”. S. Mateo 5:11, 12. “Si el mundo os aborrece, sabed que a mi me aborreció antes que a vosotros”. S. Juan 15:18.

Pero suponte que mí propia familia no esté de acuerdo con­migo. ¿Deberé yo ir contra sus deseos, lo cual significa­ría en algunos casos una división en el hogar?
“El que ama padre o madre más que a mí, no es digno de mí; y el que ama hijo o hija más que a mi, no es digno de mi. Y el que no toma su cruz, y sigue en pos de mí, no es digno de mí”. S. Mateo 10:37, 38. “Así pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todas las cosas que posee, no puede ser mi discípulo”. S. Lucas 14:33.
Temo que no sería capaz de soportar todas estas pruebas. Soy demasiado débil.
“Bástate en mi gracia; porque mi potencia en la flaqueza se perfecciona… Cuando soy flaco, entonces soy poderoso”. 2 Corintos 12:9. 10. “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”. Filipenses 4:13.

Entonces, Señor, ¿cuál es la recompensa por ser fiel a ti y a los mandamientos?
“Nadie hay que haya dejado casa, padres, o hermanos, o mujer, o hijos, por el reino de Dios, que no haya de recibir mucho más en este tiempo, y en el siglo venidero la vida eterna”. S. Lucas 18:29, 30. “Bienaventurados los que guardan sus mandamientos, para que su potencia sea en el árbol de la vida, y que entren por las puertas en la ciudad”. Apocalipsis 22:14.

Señor, espero tener un hogar en la tierra renovada. ¿ Observaremos el sábado allí también?
“Porque como los cielos nuevos y la nueva tierra, que yo hago, permanecen delante de mi, dice Jehová, así perma­necerá vuestra simiente y vuestro nombre. Y será que de mes en mes, y de sábado en sábado, vendrá toda carne a adorar delante de mi, dijo Jehová”. Isaías 66:22. 23.

Pues entonces, Señor, sea hecha tu voluntad en la tierra así como en el cielo. Con tu ayuda guardaré el sábado.
“Bien, buen siervo y fiel”. S. Mateo 25:21.



TENEMOS A SU DISPOSICIÓN VARIOS CURSOS EN LÍNEA ¡UNA OPORTUNIDAD MÁS PARA CONOCER ACERCA DE DIOS Y EL PLAN QUE ÉL TIENE PARA SU VIDA!
Si así lo desea puede enviarnos sus respuestas a: iasdsantaclara@yahoo.es las cuales revisaremos y al finalizar cada curso le enviaremos un Certificado Acreditativo de haber cursado el mismo.

Elena G. de White

Elena G. de White

ELENA GOULD HARMON nació en Gorham, Maine, el 26 de noviembre de 1827 en la familia de Roberto y Eunice Harmon. Ella, junto con su hermana melliza Elizabeth, eran las menores de un grupo de ocho hermanos.
Cuando Elena comenzaba su adolescencia, ella y su familia, aceptaron las interpretaciones bíblicas de un granjero que se volvió predicador Bautista, Guillermo Miller. Junto con Miller y otros 50.000 adventistas sufrió un amargo chasco cuando Cristo no regreso el 22 de octubre de 1844, la
fecha que indica el fin de la profecía de los 2.300 días de Daniel 8.



En diciembre de 1844, Dios le da a Elena su primera de unas casi 2000 visiones y sueños. En agosto, 1846, se casó con Jaime White, un ministro adventista de 25 años que compartió la convicción que ella tenía de que Dios la había llamado para que haga la obra de una profetisa. Poco después de que se casaron, Jaime y Elena comenzaron a guardar el sábado como séptimo día, conforme al cuarto mandamiento. Madre de cuatro varones, Elena experimentó el dolor de perder por medio de la muerte a dos de sus hijos. Herbert murió a las pocas semanas de nacer, y Henry murió a los 16 años. Sus otros dos hijos, Edson y William, llegaron a ser ministros adventistas.












Elena de White fue una escritora prolífera. Comenzando con 1851, cuando publicó su primer libro, se extiende en un caudal de artículos, libros y folletos. Entre ellos, algunos son puramente devocionales, mientras que otros son selecciones de muchas de sus cartas personales con consejos, escritas en el transcurso de los años. Otros son históricos y delínean la continua batalla entre Cristo y Satán por el control de los individuos y las naciones. También publicó libros sobre educación, salud, y otros temas de especial importancia para la iglesia. Después de su muerte se han publicado cerca de 50 compilaciones, en su mayoría de materiales que no se habían publicado con anterioridad. Es autora de varios miles de artículos que fueron publicados, con el correr de los años, en las revistas Review and Herald, Signs of the Times, y otros periódicos Adventistas del Séptimo Día.





No obstante su timidez y renuencia, Elena de White se convirtió eventualmente en un oradora pública muy popular, no sólo en los Estados Unidos, sino también en Europa y Australia. Se demandaba su presencia no sólo en reuniones adventistas sino también ante audiencias no adventistas, donde se apreciaban mucho sus temas sobre temperancia. Durante 1876 ella habló a una audiencia estimada en 20.000 personas, su mayor audiencia, en Groveland, Massachusetts, por más de una hora sin la ayuda de un micrófono. En su visión del 6 de junio de 1863, Elena de White recibió instrucción sobre cuestiones relacionadas con la salud, como el uso de drogas, tabaco, café, té, comidas con carne, y sobre la importancia del ejercicio, la luz del sol, el aire fresco, y el auto-control en la dieta. Sus consejos de salud, basados en ésta y otras visiones posteriores, han provisto a los Adventistas de un estilo de vida que da como resultado el que vivan unos siete años más que la persona promedio en Estados Unidos.




Elena de White leía mucho. Se dio cuenta que la lectura de otros autores le ayudaba en su propia redacción mientras presentaba las verdades que se le revelaban en visión. También el Espíritu Santo le impresionaba para que a veces incluyera en sus propios artículos y libros gemas literarias de las obras de otros. No pretendió ser infalible ni que sus escritos fueran tratados en igual forma que las Escrituras, aunque creyó firmemente que sus visiones eran de origen divino, y que sus artículos y libros eran producidos bajo la conducción del Espíritu de Dios. Básicamente una evangelista, su preocupación principal en la vida era la salvación de almas.
Elena de White fue una persona generosa, y dio un buen ejemplo de cristianismo práctico. Por años guardaba retazos de tela a mano pues si veía a una mujer que necesitaba un vestido, podía proveer asistencia. En Battle Creek asistía a remates, compraba muebles usados, y los guardaba; entonces si la casa de alguien se incendiaba o cualquier otra calamidad afectaba a una familia, estaba preparada para ayudar. Antes que la iglesia implementara un plan de jubilación, si sabía de algún ministro anciano que estaba con problemas financieros, le enviaba un poco de dinero para ayudarlo a enfrentar sus necesidades más urgentes.

Elena de White murió el 16 de julio de 1915. Por 70 años presentó fielmente los mensajes que Dios le dio para su pueblo. Nunca fue elegida para ocupar un cargo en la iglesia, aunque los líderes de la iglesia siempre buscaban su consejo. Asistió a la escuela sólo hasta los 9 años, pero sus mensajes pusieron en marcha las fuerzas que dieron a luz el sistema educativo mundial de la Iglesia Adventista, desde guarderías hasta universidades. Aunque no tenía ningún entrenamiento médico, el fruto de su ministerio puede verse en la red de hospitales, clínicas y dispensarios adventistas que se encuentran alrededor del mundo. Y aunque no fue formalmente ordenada como ministro del evangelio, provocó un impacto espiritual casi sin paralelo en las vidas de millones, desde un extremo de la tierra hasta el otro.
Los libros de Elena de White continúan hasta el presente ayudando a las personas a encontrar a su Salvador, a aceptar el perdón de sus pecados, a compartir esta bendición con otros, y a vivir en la esperanza de la promesa de su pronto regreso.





Muchos de los consejos de Elena de White han sido corroborados por la ciencia en temas como por ejemplo: contaminación ambiental, efectos benéficos de la luz solar, la relación entre un régimen deficiente y la pobreza intelectual, el efecto del café, el té y ciertas enfermedades inexplicables, las grasas y las enfermedades cardiovasculares, el azúcar y la enfermedad, el ejercicio y la circulación sanguínea, el uso de la sal, el cáncer y sus causas, el tabaco, el cáncer de pulmón y otras enfermedades mortales, el alcohol, el cerebro y la vida, las drogas y los defectos congénitos, la actividad física para enfermos y convalecientes, la relación entre la mente y el cuerpo, corrientes eléctricas del cerebro y el sistema nervioso, influencia prenatal, los primeros años de la vida del niño, la forma correcta de comer para vivir más. Entre sus temas favoritos se encuentran los siguientes:


1. El amor de Dios
2. El gran conflicto entre el bien y el mal desde su comienzo hasta su terminación.
3. Jesús, la cruz y la salvación mediante él.
4. La autoridad de la Biblia .
5. La segunda venida de Cristo.
6. El triple mensaje angélico de Apocalipsis 14 y la misión mundial de la iglesia remanente.
7. El cristianismo práctico y el desarrollo del carácter cristiano.










1.A fin de conocerle (AFC)
2.Alza tus ojos (AO)
3.Cada día con Dios (CDD)
4..El camino a Cristo (CC) (otras versiones: Felicidad abundante, Vida abundante). Este libro trata el importante tema de cómo llegar a ser y permanecer como cristianos, una de las preocupaciones centrales en los voluminosos escritos de Elena de White.
5.Carta a jóvenes enamorados
6.El colportor evangélico (CE)
7.La conducción del niño (CN)
8.El conflicto de los siglos (CS) (otras versiones: El conflicto inminente o De aquí a la eternidad). Inicia el relato histórico desde la destrucción de Jerusalem y, en forma abarcante, continúa con los temas importantes del conflicto entre Cristo y Satanás como se han podido ver en la historia de la iglesia cristiana hasta nuestros días, y aún más allá, basándose en lo que la Biblia dice que ocurrirá.
9.Conflicto y valor (CV)
10.Consejos para la Iglesia (CI). Presenta una selección general de los consejos extraídos de Testimonies for the Church [Testimonios para la iglesia], que es una serie de 9 volúmenes. Esta selección se considera de gran utilidad y de ayuda práctica para la iglesia. Están agrupados en 66 capítulos. Es una compilación preparada por los fideicomisarios del Patrimonio White. Aunque se presenta el índice completo del libro, están para consulta sólo unos pocos capítulos (del 43 al 45) que responden a inquietudes sobre la iglesia y su organización.
11.Consejos para los maestros, padres y alumnos (CM)
12.Consejos sobre el régimen alimenticio (CRA)
13.Consejos sobre la obra de la escuela sabática (COES)
14.Consejos sobre mayordomía cristiana (CMC)
15.Consejos sobre la salud (CSa)
16.Cristo en su santuario
17.Cristo triunfante
18.De la ciudad al campo
19.El Deseado de todas las gentes (DTG)(otras versiones: El es la salida). Es el libro clásico de Elena de White sobre la vida y ministerio de Jesús.
20.Dios nos cuida
21.El discurso maestro de Jesucristo (DMJ). Ofrece un estudio de los versículos claves del sermón de Jesús en el monte. Están incluídas las biaventuranzas, la oración del Señor, y muchas instrucciones de Jesús para la vida aquí y ahora como un ciudadano de su reino.
22.La edificación del carácter (ECFP) (Otra versión: Cómo desarrollar la vida y el carácter)
23.La educación (Ed)
24.La educación cristiana (EC)
25.En los lugares celestiales
26.El evangelismo (Ev)
27.Eventos de los últimos días (EUD)
28.Exaltad a Jesús (EJ)
29.La fe por la cual vivo (FV)
30.Fe y obras (FO)
31.Los hechos de los apóstoles (HAp). Presenta la historia de la iglesia cristiana primitiva y continúa con el relato del resto del Nuevo Testamento.
32.Hijas de Dios (HD)
33.Hijos e hijas de Dios (HH)
34.La historia de la redención (HR)
35.El hogar adventista (HAd) (Otra versión: El hogar cristiano o Hogar sin sombras)
36.La iglesia remanente
37Joyas de los testimonios, 3 vols. (1JT, 2JT, 3JT)
.38Un llamado al evangelismo médico y a la educación sanitaria
39.¡Maranata: el Señor viene! (Mar)
40..La maravillosa gracia de Dios
41.Meditaciones matinales (MeM)
42.Mensajes para los jóvenes (MJ)
43.Mensajes selectos, 3 vols. (1MS, 2MS, 3MS). Es una recopilación única en su tipo, en el sentido de que procura reunir y mantener en permanente disponibilidad no sólo valiosos artículos periodísticos y declaraciones de manuscritos, sino también ciertos antiguos folletos de valor inapreciable que no se imprimen más. Aunque se presenta el índice completo de los tres tomos, están para consulta sólo unos pocos capítulos de cada uno de los volúmenes que responden a inquietudes sobre la inspiración de los escritores proféticos y cómo se escribieron los libros de Eelna de White (1MS); el fanatismo y las enseñanzas engañosas, movimientos erróneos y subversivos (2MS); qué es la iglesia, más principios relativos a la inspiración, la preparación de los libros de Elena de White y más consejos de cómo hacer frente al fanatismo (3MS).
44.Mente, carácter y personalidad, 2 vols. (1MCP, 2MCP)
45..El ministerio de curación (MC). Provee un vistazo general a los principios del sano vivir, comenzando con el ministerio de Jesús y extendiéndose a la vida y ministerio de cada cristiano.
46.El ministerio de la bondad (MB)
47.El ministerio de las publicaciones (MP)
48.El ministerio pastoral (MPa)
49.Notas biográficas (NB)
50.Nuestra elevada vocación (NEV)
51.Obreros evangélicos (OE)
52.El otro poder (OP)
53.Palabras de vida del gran Maestro (PVGM)(Otra versión: Lecciones prácticas del gran Maestro). Un volumen que acompaña a "El Deseado de todas las gentes", que presenta las parábolas de Jesús con una luz renovada, mostrando su aplicación para la vida cristiana actual.
54.Patriarcas y profetas (PP). Presenta la historia del conflicto entre el bien y el mal, entre Cristo y Satanás, desde su inicio, comenzando con el origen del mal, siguiendo luego con la creación del mundo, los patriarcas bíblicos, la esclavitud del pueblo de Israel en Egipto y el Éxodo, y su establecimiento en Canaán hasta el tiempo de David.
55.Primeros escritos
56.Profetas y reyes (PR). Continúa el relato histórico del libro "Patriarcas y profetas" comenzando el relato desde el tiempo del rey Salomón y continuando con los siguientes reyes de Israel y Judá y los tiempos de los profetas, incluyendo el tiempo de la cautividad y restauración de Israel, hasta la venida del Mesías.
57.Promesas para los últimos días (PUD)
58.Recibiréis poder (RP)
59.Reflejemos a Jesús (RJ)
60.Selecciones del conflicto de los siglos
61Servicio cristiano (SC)
62.La temperancia (Te)
63.Testimonios acerca de la conducta sexual, adulterio y divorcio (TCSAD)
64.Testimonios para los ministros (TM)
65.Testimonios para la iglesia, vol. 2, 5, 7, 9 (2T, 5T, 7T, 9T)
66.La verdad acerca de los ángeles (VAA)
67.Vida de Jesús (VJ)
68.La voz: su educación y su uso correcto












Quiénes somos los Adventistas


La Iglesia Adventista del 7° Día es un pueblo cristiano mundial preocupado de predicar el Evangelio de Cristo a todas las naciones. Este Evangelio consiste en enseñar las Buenas Nuevas de lo que Cristo ha hecho, está haciendo y hará por Ud.


Por lo tanto, la misión de la Iglesia es anunciar las buenas nuevas al mundo en el contexto del mensaje de los tres ángeles de Apocalipsis 14:6-12, llevando a las personas a aceptar a Jesús como Salvador personal y se unan a Su Iglesia en la preparación para Su breve regreso.Este es un mensaje universal, para todos, en todas partes. A “cada nación, tribu, lengua y pueblo”; a cada ciudad, a cada villa; a cada país, comunidad, colonia y “criatura”. O sea, a cada persona (Marcos 16:15).


La Iglesia Adventista es una de las denominaciones que más rápidamente crece en el mundo, agregando a unos 2.300 nuevos miembros cada día.


La Iglesia Adventista ofrece programas y servicios de alto nivel , desde la educación, al cuidado de la salud, a la ayuda para el desarrollo, que tienen que ver con la persona como un todo.


El adventista es un cristiano profundamente estudioso de las Sagradas Escrituras, a la cual considera su regla de fe fundamental. De hecho, a los adventistas se les ha denominado desde antiguo "el pueblo de la Biblia". También, el adventista es un cristiano convencido del pronto regreso de Jesús al mundo.


La filosofía de nuestra iglesia es muy seria. Los pastores son profesionales teólogos, quienes son ordenados al ministerio luego de demostrar idoneidad moral y espiritual para la magna responsabilidad que implica su función. Ello garantiza seriedad y orden.


El Presidente actual de la iglesia Adventista del 7° Día, el Pr. Jan Paulsen, es de origen noruego, y recorre anualmente muchos países velando por la organización de nuestra misión.


Organización de la IASD


La IASD posee una organización jerárquica y conservadora, con su sede central en EEUU. La IASD se organiza de la siguiente manera, de menor a mayor:

a) La iglesia, que es el cuerpo de creyentes individuales.
b) La Asociación o Misión Local, que es la agrupación de iglesia en un estado, provincia o territorio local.
c) La Unión, que es una agrupación de asociaciones o campos misioneros dentro de un territorio mayor.
d) La División, vale decir que es un sector de la Asociación General formado por uniones de asociaciones o de misiones, en grandes zonas territoriales.
e) La Asociación General, que es el cuerpo general que comprende a la iglesia en todas partes del mundo.
"Cada miembro de la iglesia tiene voz para elegir los dirigentes de ella. La iglesia elige a los dirigentes de las asociaciones locales. Los delegados elegidos por las asociaciones locales eligen los de las uniones; y los delegados elegidos por las uniones eligen a los dirigentes de la Asociación General. Con este arreglo, toda asociación, institución, iglesia e individuo, sea directamente o por medio de sus representantes, tiene voz en la elección de los hombres que llevan las responsabilidades principales en la Asociación General"
Joyas de los testimonios, tomo 3, pág. 241)





Estructura mundial de la Iglesia Adventista del Séptimo Día


La Iglesia Adventista del Séptimo Día está organizada con una estructura jerárquica bien definida, que concede poderes y responsabilidades a representantes y oficiales. Cuatro niveles definen la estructura de la Iglesia, desde el creyente individual hasta la organización mundial:


1. La Iglesia local está compuesta de creyentes individuales.

2. La Asociación o Misión, está compuesta de varias Iglesias en un territorio definido que puede abarcar todo un Estado todo o partes de el.

3. La Unión se compone de Asociaciones y/o Misiones dentro de un territorio mayor (frecuentemente un agrupamiento de estados o un país entero).

4. La División se compone de Uniones, con responsabilidad administrativa para áreas geográficas particulares, que abarcan normalmente continentes enteros o grande parte de ellos.

5. La Asociación General, la unidad mas extensa de la organización, está compuesta de todas las Uniones en todas las partes del mundo...

La Iglesia Adventista del Séptimo Día está organizada con una estructura jerárquica bien definida, que concede poderes y responsabilidades a representantes y oficiales. Cuatro niveles definen la estructura de la Iglesia, desde el creyente individual hasta la organización mundial:


1. La Iglesia local está compuesta de creyentes individuales.

2. La Asociación o Misión, está compuesta de varias Iglesias en un territorio definido que puede abarcar todo un Estado todo o partes de el.

3. La Unión se compone de Asociaciones y/o Misiones dentro de un territorio mayor (frecuentemente un agrupamiento de estados o un país entero).

4. La División se compone de Uniones, con responsabilidad administrativa para áreas geográficas particulares, que abarcan normalmente continentes enteros o grande parte de ellos.

5. La Asociación General, la unidad mas extensa de la organización, está compuesta de todas las Uniones en todas las partes del mundo.Cada nivel refleja un proceso democrático de formación y elección. Iglesias locales eligen sus propios oficiales. Estas mismas Iglesias eligen delegaciones para las elecciones en las Asociaciones o Misiones, que ocurren a cada cuatro años. Un proceso semejante ocurre en las sesiones de las Uniones, Divisiones e de la Asociación General.

Dentro de estos cinco niveles la Iglesia opera varias Instituciones. En todo el mundo, los adventistas sirven a las comunidades con los servicios mas diversificados posibles procurando siempre mejorar la calidad de vida de las personas. Educación, Salud, y otras áreas afines son prioridad.

General Conference of Seventh-day Adventists
12501 Old Columbia Pike, Silver Spring, MD 20904, USA 301-680-6000
El Logo actual de la IASD

La elección del logo de la Iglesia refleja los valores claves de que la Iglesia Adventista está comprometida. El fundamento es la Biblia, la Palabra de Dios que aparece abierta porque Su mensaje debe ser leído y colocado en práctica. En el centro del mensaje bíblico está la Cruz y dentro de la Biblia abierta está la llama del Espíritu Santo, el mensajero de la Verdad.

Es nuestra esperanza y oración que aunque este logo muestre de manera bien simple el fundamento de las creencias y valores adventistas pueda ser reconocido como un símbolo del mensaje adventista para el mundo.

World Divisions


La Iglesia tiene 13 Divisiones esparcidas por el mundo.
Asia-Pacífico Sur - 13 países en el Oriente e Islas del Pacífico.
Euroafricana - Son tres naciones de lengua portuguesa, localizadas en Africa y además 25 países del centro de Europa, unidos por idiomas comunes.
Euroasiática - Estados de la comunidad de Estados Independientes (países nacidos de la antigua Unión Soviética
Interamericana - 46 naciones, inclusive México, e islas caribeñas y cuatro países en el lado norte de América del Sur.
Norteamericana - Estados Unidos, Canadá, Islas Bermudas, dos Islas en el Océano Pacífico, hasta Hawai, y dos localidades en la costa de New Foundland.
Sudamericana - 8 naciones de América del Sur.
Sudasiática - India, Nepal, Butao, y las Islas de Maldive.
Transeuropea - 30 naciones, entre ellas Inglaterra, Escandinavia, sur de Polonia, parte de Grecia y algunos países de Oriente Medio, Pakistán y Afganistán.
Africa y del Océano Índico - Compuesta por 32 países, principalmente de lengua francesa, localizadas en Africa y algunas Islas del Océano Indico.

World Divisions

East-Central Africa (ECD) Nairobi, Kenya







Euro-Africa (EUD) Berne, Switzerland



Euro-Asia (ESD) Moscow, Russia



Inter-American (IAD) Miami, United States of America






North American (NAD) Silver Spring, United States of America



Northern Asia-Pacific (NSD) Koyang City, Korea.





Southern Africa-Indian Ocean (SID) Harare Zimbabwe



South American (SAD) Brasilia, Brazil.





South Pacific (SPD) ) Wahroonga, Australia



Southern Asia (SUD) Tamil Nadu, India.



Southern Asia-Pacific (SSD) Cavite, Philippines.

Trans-European (TED) St. Albans, England.



West-Central Africa (WAD) Abidjan, Cote d'Ivoire.




________________________________________




ZONA UNION AUSTRAL


Iglesia Adventista del Séptimo Día



Argentina, Paraguay y Uruguay - Compuesta por 7 divisiones territoriales

2007 - UNION AUSTRAL - 3 PAISES

Población:......................................................... 48.172.000
Cantidad de Miembros........................................ 120.677
Adventista por habitante:....................................... 1/ 399
Iglesias:.......................................................................... 567
Congregaciones:.......................................................... 359
Distritos.......................................................................... 172
Total de Iglesias + Congregaciones ....................... 926
Escuelas Primarias....................................................... 82
Colegios Secundarios................................................... 22
Nivel Superior y/o Universitario..................................... 2
Sanatorios.......................................................................... 5
Servicio Asistencial Médico Adventista........................... 1
Instituciones de la DSA (ACES - GRANIX)................. 2
Población de Argentina...................................... 38.595.000
Adventistas en Argentina................................... 99.255
Adventistas por hab en Argentina.................... 1/388
Territorio: Uruguay, Paraguay y Argentina

_________________________________________


2005 UNIÓN AUSTRAL - 3 países

Población:......................................................... 45.869.000
Cantidad de Adventistas....................................... 110.400
Adventista por habitante:......................................... 1/ 415
Iglesias:........................................................................ 542
Congregaciones:.......................................................... 331
Distritos........................................................................ 156
Iglesias + Congregaciones.......................................... 873
Escuelas Primarias....................................................... 82
Colegios Secundarios................................................... 21
Nivel Superior y/o Universitario.................................... 2
Sanatorios/Medicina Pre-paga...................................... 6
___________________________________________

AAC - ASOCIACION CENTRAL

Población:................... 10.168.992
Cantidad de Miembros:... 26.282
Adventista por habitante:.. 1/387
Iglesias:..................................... 129
Congregaciones:....................... 81
Distritos....................................... 40
Escuelas Primarias.................. 20
Colegios Secundarios................ 6
Universidad................................... 1
Sanatorios.................................... 1
Territorio: Córdoba, Entre Ríos, Santa Fe, Mendoza, La Rioja y San Luis
_________________________________________________________

ABo - ASOCIACION BONAERENSE

Población:................... 16.509.658
Cantidad de Miembros.... 26.489
Adventista por habitante:.. 1/623
Iglesias:..................................... 141
Congregaciones:....................... 49
Distritos....................................... 46
Escuelas Primarias.................... 6
Colegios Secundarios................ 5
Sanatorios.................................... 1
Territorio: Buenos Aires (Norte, Oeste, Este y Centro)
___________________________________________
AAN - ASOCIACION DEL NORTE

Población:........................... 4.430.362
Cantidad de Miembros.......... 24.518
Adventista por habitante:........ 1/180
Iglesias:............................................. 89
Congregaciones:............................. 78
Distritos............................................. 23
Escuelas Primarias........................ 24
Colegios Secundarios...................... 6
Nivel Superior..................................... 1
Sanatorios........................................... 1
Territorio: Corrientes, Chaco, Formosa, Santa Fe norte y Misiones
___________________________________________________
MANO - MISION DEL NOROESTE

Población:...................... 4.414.924
Cantidad de Miembros..... 11.620
Adventista por habitante:... 1/380
Iglesias:........................................ 45
Congregaciones:....................... 23
Distritos....................................... 11
Escuelas Primarias..................... 2
Colegios Secundarios.................
Sanatorios......................................
Territorio: Tucumán, Catamarca, Salta, Jujuy y Santiago del Estero
___________________________________________________

MAS - MISION DEL SUR

Población:..................... 3.071.064
Cantidad de Miembros.... 10.346
Adventista por habitante:.. 1/297
Iglesias:....................................... 65
Congregaciones:....................... 56
Distritos....................................... 19
Escuelas Primarias................... 9
Colegios Secundarios............... 1
Sanatorios.....................................
Territorio: Buenos Aires (Sur), Bahía Blanca, La Pampa, Neuquén, Santa Cruz, Chubut y Tierra del Fuego
__________________________________________________________________________

MP - MISION PARAGUAYA

Población:................................... 6.158.000
Cantidad de Miembros.................. 14.545
Adventista por habitante:................ 1/423
Iglesias:..................................................... 49
Congregaciones:..................................... 48
Distritos..................................................... 17
Escuelas Primarias................................ 13
Colegios Secundarios............................. 2
Sanatorios................................................. 2
____________________________________
MU - MISION URUGUAYA

Población:.................................. 3.419.000
Cantidad de Miembros................... 6.877
Adventista por habitante:............... 1/497
Iglesias:.................................................... 49
Congregaciones:................................... 24
Distritos................................................... 16
Escuelas Primarias................................ 8
Colegios Secundarios............................ 1
Sanatorios.................................................
_________________________________
Direcciones de las oficinas de la UNION AUSTRAL Y las 7 zonas en los 3 paises
UNION AUSTRAL
Oficinas: Echeverría 1452 (Colectora de Panamericana y Puente de Av. San Martín)
Teléfonos: 54-11-4760-0236 Fax: 4760-9092
Mail: ua@ua.org.ar
______________________________________________________________
ASOCIACIÓN ARGENTINA CENTRAL (AAC)
Oficinas: Av. Sabattini 1661 - Bo. Maipú - X5014ATV - Córdoba
Teléfonos: (351) 458-7748 Mail: aacentral@aacentral.org.ar
______________________________________________________________
ASOCIACIÓN ARGENTINA DEL NORTE (AAN)
Oficinas: México 830 - Bo. Yapeyú - W3402DTR - Corrientes
Teléfonos: (3783) 42-4072 Mail: aan@aan.org.ar
______________________________________________________________
ASOCIACIÓN ARGENTINA DE BUENOS AIRES (ABo)
Oficinas: Uriarte 2429 - 1425 Palermo - Ciudad de Buenos Aires
Teléfonos: (11) 4774-3994 Mail: abo@abo.com.ar
_______________________________________________________________
MISIÓN ARGENTINA DEL NOROESTE (MANo)
Oficinas: Av. Mate de Luna 2399 - T4000CPK - San Miguel de Tucumán
Teléfonos: (381) 433-0281 Mail: mano@tucbbs.com.ar
_______________________________________________________________
MISIÓN ARGENTINA DEL SUR (MAS)
Oficinas: Villarino 39 - 8000 Bahía Blanca - Buenos Aires
Teléfonos: (291) 456-5250 - Mail: misionsur@infovia.com.ar
_______________________________________________________________
MISIÓN PARAGUAYA (MP)
Oficinas: Av. Kubitschek 899 (esquina Herminio Gimenez) - Asunción
Teléfonos: (595) (21) 224-181 Mail: mp@rieder.net.py
________________________________________________________________
MISIÓN URUGUAYA (MU)
Oficinas: Mateo Vidal 3211 - 11600 Montevideo - Uruguay
Teléfonos: (598) (2) 481-4667 Mail: misionur@adinet.com.uy

CREENCIAS ADVENTISTAS

CREENCIAS ADVENTISTAS
Breve bosquejo esencial de Doctrinas Bíblicas
Introducción
Los Adventistas del Séptimo Día aceptan la Biblia como su único credo y sostienen que ciertas creencias fundamentales son enseñanzas de las Santas Escrituras. Estas creencias, así como están presentadas aquí, constituyen el entendimiento y la expresión de la Iglesia sobre las enseñanzas de las Escrituras. Una revisión de estas declaraciones se podría llevar a cabo en una sesión de la Conferencia General cuando la Iglesia, guiada por el Espíritu Santo, sea llevada a un entendimiento mas completo de la verdad Bíblica o encuentre palabras mas adecuadas en las cuales expresar las enseñanzas de la Santa Palabra de Dios.
En el último Congreso Mundial adventista (2005) fue añadida una nueva creencia, llamada "Crecimiento en Cristo", con lo cual nuestra lista de creencias aumenta a 28.

_______________________________________
Las Santas Escrituras
Las Santas Escrituras, el Antiguo y el Nuevo Testamento son la Palabra escrita de Dios, dadas a los hombres santos por divina inspiración de Dios quienes hablaron y escribieron así como fueron movidos por el Espíritu Santo. En Su Palabra Dios ha entregado al hombre el conocimiento necesario para la salvación. Las Santas Escrituras son la infalible revelación de Su voluntad. Ellas son el estandarte de su carácter, la prueba de experiencia, la revelación autorizada de las doctrinas, y una confiable anotación de los hechos de Dios en la historia.
Apoyo se encuentra en estos pasajes Bíblicos:
2Pedro 1:20,21
2Timoteo 3:16,17
Salmos 119:105
Proverbios 30:5,6
Isaías 8:20
Juan 17:17
1Tesalonicenses 2:13
Hebreos 4:12
_______________________________________
La Trinidad
Hay un solo Dios: Padre, Hijo, y Espíritu Santo, una unidad de tres Personas coexistiendo por la eternidad. Dios es inmortal, todo poderoso, conocedor de todo, superior a todo, y omnipresente. Él es infinito y más allá de la comprensión humana, pero conocido por Su auto revelación. Él es siempre digno de alabanza, adoración, y servicio por toda la creación.
Apoyo se encuentra en estos pasajes Bíblicos:
Deuteronomio 6:4
Mateo 28:19
2Corintios 13:14
Efesios 4:4-6
1Pedro 1:2
1Timoteo 1:17
Apocalipsis 14:7
_______________________________________
El Padre
Dios el eterno Padre es el Creador, la Fuente, el Sustentador, y el Soberano de toda la creación. Él es justo y santo, misericordioso y piadoso, lento con la ira, y abundante en constante amor y fidelidad. Las cualidades y los poderes exhibidos en el Hijo y el Espíritu Santo también son revelaciones del Padre.
Apoyo se encuentra en estos pasajes Bíblicos:
Génesis 1:1
Apocalipsis 4:11
1Corintios 15:28
Juan 3:16
1Juan 4:8
1Timoteo 1:17
Exodo 34:6,7
Juan 14:9
_______________________________________
El Hijo
Dios el eterno Hijo fue encarnado en Cristo Jesús. Por Él todas las cosas fueron creadas, el carácter de Dios es revelado, la salvación de la humanidad es realizada, y el mundo es juzgado. Siempre Dios verdadero, Él se convirtió verdaderamente hombre, Jesús el Cristo. Fue concebido del Espíritu Santo y nacido de la virgen María. Él vivió y experimentó la tentación como todo ser humano pero ejemplificando perfectamente la rectitud y el amor de Dios. Por sus milagros Él manifestó el poder de Dios y fue demostrado como el Mesías prometido de Dios. Él sufrió y murió voluntariamente en la cruz por nuestros pecados y en nuestro lugar. Él volverá de nuevo en gloria para la última liberación de su pueblo y la restauración de todas las cosas.
Apoyo se encuentra en estos pasajes Bíblicos:
Juan 1:1-3 & Juan 1:14
Colosenses 1:15-19
Juan 10:30
Juan 14:9
Romanos 6:23
2Corintios 5:17-19
Juan 5:22
Lucas 1:35
Filipenses 2:5-11
Hebreos 2:9-18
1Corintios 15:3,4
Hebreos 8:1,2
Juan 14:1-3
_______________________________________
El Espíritu Santo
Dios, el eterno Espíritu fue activo con el Padre e Hijo en la creación, la encarnación, y la redención. Él inspiró a los escritores de las Escrituras. Él lleno la vida de Cristo con poder. Él llama y convence al ser humano y aquellos que responden, Él los renueva y transforma en la imagen de Dios. Enviado por Dios y el Hijo para estar siempre con sus hijos, Él extiende dones espirituales a la iglesia, capacitándola para ser testigo de Cristo, y en armonía con las Escrituras la lleva a toda verdad.
Apoyo se encuentra en estos pasajes Bíblicos:
Génesis 1:1,2
Lucas 1:35
Lucas 4:18
Hechos 10:38
2Pedro 1:21
2Corintios 3:18
Efesios 4:11,12
Hechos 1:8
Juan 14:16-18 & Juan 14:26
Juan 15:26,27
Juan 16:7-13
_______________________________________
La Creación
Dios es Creador de todas las cosas, y ha revelado en la Escritura el relato auténtico de Su actividad creativa. En seis días el Señor hizo los cielos y la tierra y a todo ser viviente sobre la tierra, y descansó el séptimo día de esa primera semana. Él de tal manera estableció el Sábado como perpetuo conmemorativo de Su obra creativa completada. El primer hombre y mujer fueron hechos a la imagen de Dios como la obra coronante de la Creación, se les dio dominio sobre la tierra, y la responsabilidad de cuidarla. Cuando el mundo fue acabado era muy bueno declarando la gloria de Dios.
Apoyo se encuentra en estos pasajes Bíblicos:
Génesis 1 & 2
Exodo 20:8-11
Salmos 19:1-6
Salmos 33:6 & Salmos 33:9
Salmos 104
Hebreos 11:3
_______________________________________
La Naturaleza del Hombre
El hombre y la mujer fueron hechos a la imagen de Dios con individualidad, el poder y la libertad de pensar y actuar. Aunque creados seres libres, cada uno es una unidad inseparable del cuerpo, la mente, y el alma, dependiendo de Dios para la vida, el aliento y toda otra cosa. Cuando nuestros primeros padres desobedecieron a Dios, ellos negaron su dependencia de Él y cayeron de su alta posición que ocupaban delante de Dios. La imagen de Dios en ellos fue desfigurada y ellos fueron sujetos a la muerte. Su descendencia sufre también de su naturaleza caída y de sus consecuencias. Ellos son nacidos con debilidades y con tendencias al mal. Pero Dios en Cristo reconcilia al mundo a Él mismo y por medio de Su Espíritu restaura en los penitentes mortales la imagen de su Creador. Creados para la gloria de Dios, ellos son llamados a amarle a Él y a unos a otros cuidando también de su ambiente.
Apoyo se encuentra en estos pasajes Bíblicos:
Génesis 1:26-28
Génesis 2:7
Salmos 8:4-8
Hechos 17:24-28
Génesis 3
Salmos 51:5
Romanos 5:12-17
2Corintios 5:19,20
Salmos 51:10
1Juan 4:7,8 & 1Juan 4:11 & 1Juan 4:20
Génesis 2:15
_______________________________________
El Gran Conflicto
Toda la humanidad esta envuelta hoy en el gran conflicto entre Cristo y Satanás respecto al carácter de Dios, Su ley, y Su soberanía sobre el universo. Este conflicto tuvo origen en el cielo cuando un ser creado, dotado con libre albedrío, en exaltación propia se convirtió en Satanás, el adversario de Dios y condujo a una porción de los ángeles a la rebelión. Él introdujo el espíritu de rebelión en este mundo cuando llevo a Adán y a Eva al pecado. Esta transgresión humana resulto en la desfiguración de la imagen de Dios en la humanidad, en el desorden en el mundo creado, y en su devastación eventual como en la instancia del diluvio mundial. Observado por toda la demás creación, este mundo se volvió en el tribunal del conflicto universal, del cual el amor de Dios será últimamente vindicado. Para asistir a Su pueblo en este conflicto Cristo envía al Espíritu Santo y a sus fieles ángeles para guiar, proteger, y sostener a los suyos en el camino a la salvación.
Apoyo se encuentra en estos pasajes Bíblicos:
Apocalipsis 12:4-9
Isaías 14:12-14
Ezequiel 28:12-18
Génesis 3
Romanos 1:19-32
Romanos 5:12-21
Romanos 8:19-22
Génesis 6:8
2Pedro 3:6
1Corintios 4:9
Hebreos 1:14
_______________________________________
La Vida, la Muerte, y la Resurrección de Cristo
En la vida de Cristo de perfecta obediencia a la voluntad de Dios, en Su sufrimiento, muerte, y resurrección, Dios proveyó la única manera de expiación para el pecado humano. De manera que todos aquellos que aceptaran este sacrificio tuvieran vida eterna, y la creación entera entendiera mejor el infinito y santo amor del Creador. Esta expiación perfecta vindica la virtuosidad de la ley de Dios y la misericordia de su carácter de manera que aunque condena nuestros pecados provee para nuestro perdón. La muerte de Cristo es sustitutiva y expiatoria, reconciliadora y transformadora. La resurrección de Cristo proclama el triunfo de Dios sobre las fuerzas del mal y para aquellos quienes aceptan su expiación les asegura victoria final sobre el pecado y la muerte. Esto declara el señorío de Cristo Jesús ante el cual toda rodilla del cielo y la tierra se doblará.
Apoyo se encuentra en estos pasajes Bíblicos:
Juan 3:16
Isaías 53
1Pedro 2:21,22
1Corintios 15:3,4 & 1Corintios 15:20-22
2Corintios 5:14,15 & 2Corinthios 5:19-21
Romanos 1:4
Romanos 3:25
Romanos 4:25
Romanos 8:3,4
1Juan 2:2
1Juan 4:10
Colosenses 2:15
Filipenses. 2:6-11
_______________________________________
La Experiencia de la Salvación
En su infinito amor y misericordia Dios dejo que Cristo quien no conoció pecado, llevara pecado por nosotros para que en Él pudiéramos ser hechos rectos ante Dios. Guiados por el Espíritu Santo sentimos nuestra necesidad, reconocemos nuestra manera pecaminosa, nos arrepentimos de nuestras transgresiones, y ejercemos fe en Jesús como Señor y Cristo, como sustituto y ejemplo. Esta fe la cual recibe salvación viene por medio del poder divino del Verbo y recibe el don de la gracia de Dios. Por medio de Cristo somos justificados, adoptados como hijos e hijas de Dios y librados del dominio del pecado. Por medio del Espíritu nacemos de nuevo y somos santificados. El Espíritu renueva nuestras mentes, escribiendo la ley de Dios en nuestros corazones y nos da poder para vivir una vida santa. Permaneciendo en Él somos hechos partícipes de la naturaleza divina, y tenemos la seguridad de la salvación hoy y en el juicio final.
Apoyo se encuentra en estos pasajes Bíblicos:
2Corintios 5:17-21
Juan 3:16
Gálatas 1:4
Gálatas 4:4-7
Tito 3:3-7
Juan 16:8
Gálatas 3:13,14
1Pedro 2:21,22
Romanos 10:17
Lucas 17:5
Marcos 9:23,24
Efesios 2:5-10
Romanos 3:21-26
Colosenses 1:13,14
Romanos 8:14-17
Gálatas 3:26
Juan 3:3-8
1Pedro 1:23
Romanos 12:2
Hebreos 8:7-12
Ezequiel 36:25-27
2Pedro 1:3,4
Romanos 8:1-4
Romanos 5:6-10
_______________________________________
Crecimiento en Cristo (nueva doctrina)
Mediante su muerte en la cruz Jesús triunfó sobre las fuerzas del mal. Jesús, quién subyugó los espíritus de demonios durante su ministerio terrenal ha roto el poder del diablo y asegurado su derrota final. La victoria de Jesús nos da victoria sobre las fuerzas malignas que aún tratan de controlarnos mientras caminemos con El en paz, gozo y en la seguridad de su amor. Ahora el Espíritu Santo mora en nosotros y nos fortalece. Continuamente comprometidos con Jesús, nuestro Salvador y Señor, somos libres de las cargas de nuestro pasado. No vivimos ya más en la oscuridad, temor de los poderes del mal, ignorancia y falta de significado de nuestra pasada manera de vivir. En esta nueva libertad en Jesús, estamos llamados a crecer en la semejanza de Su Carácter, teniendo comunión diaria con El a través de la oración, alimentándonos de su Palabra, meditando en ella y en la providencia de Dios, cantando sus alabanzas, reuniéndonos en adoración y participando en la misión de la Iglesia. Mientras nos damos a nosotros mismos en un servicio de amor hacia aquellos que nos rodean y mientras testificamos de su salvación, la presencia continua de Jesús a través del Espíritu Santo transforma cada momento y cada tarea de nuestra experiencia Espiritual.
Apoyo se encuentra en estos pasajes Bíblicos:
Salmos 1:1,2
Salmos 23:4
Salmos 77:11,12
Colosenses 1:13,14
Colosenses 2:6
Colosenses 2:14,15
Lucas 10:17-20
Efesios 5:19-20
Efesios 6:12-18
1Tesalonicenses 5:16-18
1Tesalonicenses 5:23
2Pedro 2:9
2Pedro 3:18
2Corintios 3:17-18
Filipenses. 3:7-14
Mateo 20:25-28
Juan 20:21
Gálatas 5:22-25
Romanos 8:38-39
1Juan 4:4
Hebreos 10:25
_______________________________________
La Iglesia
La iglesia es la comunidad de creyentes que confiesa a Cristo Jesús como Señor y Salvador. Así como el pueblo de Dios en los tiempos del Antiguo Testamento somos llamados a salir del mundo. Nos reunimos para alabar, el compañerismo, la instrucción en la Palabra, celebrar la Cena del Señor, el servicio a la humanidad, y la proclamación mundial del evangelio. La iglesia recibe su autoridad de Cristo quien es el Verbo encarnado, y de las Escrituras que son la Palabra escrita. La iglesia es la familia de Dios, adoptada por Él como hijos e hijas, sus miembros viven por acabo del nuevo pacto. La iglesia es la novia por quien Cristo murió con tal de santificarla y limpiarla. En Su regreso triunfante, Él la presentara a Sí mismo una gloriosa iglesia, los fieles de todas las edades, la compra de Su sangre, no teniendo falla o arruga, sino que santa y sin mancha.
Apoyo se encuentra en estos pasajes Bíblicos:
Génesis 12:3
Hechos 7:38
Efesios 4:11-15
Efesios 3:8-11
Mateo 28:19,20
Mateo 16:13-20
Mateo 18:18
Efesios 2:19-22
Efesios 1:22,23
Efesios 5:23-27
Colosenses 1:17,18
_______________________________________
El Remanente y Su Misión
La iglesia universal es compuesta de todos aquellos quienes verdaderamente creen en Cristo. En los últimos días cuando la apostasía se ha generalizado de tal manera, un remanente ha sido llamado fuera para guardar los mandamientos de Dios y la fe de Jesús. Este remanente anuncia la llegada de la hora del juicio, proclama la salvación por medio de Cristo, y da voz del pronto advenimiento de Él. Esta proclamación es simbolizada por los tres ángeles de Apocalipsis 14. Coincide con el juicio investigador en el cielo y produce una obra de arrepentimiento y reforma en la tierra. Todo creyente es llamado a tener una parte personal en esta testificación mundial.
Apoyo se encuentra en estos pasajes Bíblicos:
Apocalipsis 12:17
Apocalipsis14:6-12
Apocalipsis 18:1-4
2Corintios 5:10
Judas 3 & Judas 14
1Pedro 1:16-19
2Pedro 3:10-14
Apocalipsis 21:1-14
_______________________________________
Unidad en el Cuerpo de Cristo
La iglesia es un cuerpo con muchos miembros, llamados de toda nación, tribu, lengua, y pueblo. En Cristo somos una nueva criatura, sin distinciones de raza, cultura, educación, y nacionalidad, sin diferencias entre alto y bajo, rico y pobre, hombre y mujer, no debe haber división entre nosotros. Somos todos iguales en Cristo, quien por un solo Espíritu nos ha enlazado en compañerismo con Él y los unos con los otros. Estamos para servir y ser servidos sin parcialidad o reservas. Por medio de la revelación de Cristo Jesús en las Escrituras compartimos la misma fe y esperanza, y unidos damos un mismo testimonio al mundo. Esta unidad tiene su fuente en la perfecta unión de los miembros de la Deidad, que nos han adoptado como sus hijos.
Apoyo se encuentra en estos pasajes Bíblicos:
Romanos 12:4,5
1Corintios 12:12-14
Mateo 28:19,20
Salmos 133:1,2
2Corintios 5:16,17
Hechos 17:26,27
Gálatas 3:27,29
Colosenses 3:10-15
Efesios 4:14-16; 4:1-6
Juan 17:20-23
_______________________________________
El Bautismo
Con el bautismo confesamos nuestra fe en la muerte y resurrección de Cristo Jesús, y testificamos de nuestra muerte al pecado y de nuestra intención de caminar en una vida nueva. Así reconocemos a Cristo como Señor y Salvador, nos convertimos en sus criaturas, y somos recibidos como miembros en Su iglesia. El bautismo es símbolo de nuestra unión con Cristo, del perdón de nuestros pecados, y de nuestra recepción del Espíritu Santo. Es por inmersión en agua y dependiente de una afirmación de la fe en Jesús y un arrepentimiento de pecados evidente. Sigue la instrucción en las Santas Escrituras y aceptación en sus enseñanzas.
Apoyo se encuentra en estos pasajes Bíblicos:
Romanos 6:1-6
Colosenses 2:12,13
Hechos 16:30-33
Hechos 22:16
Hechos 2:38
Mateo 28:19,20
_______________________________________
La Cena del Señor
La Cena del Señor es una participación en los emblemas del cuerpo y sangre de Jesús como expresión de fe en Él, nuestro Señor y Salvador. En esta experiencia de comunión Cristo está presente para reunirse y fortificar a los suyos. Al tomar parte alegremente proclamamos la muerte del Señor hasta Su próxima venida. La preparación para la Santa Cena incluye un examen de conciencia, el arrepentimiento, y la confesión. El Maestro ordenó el servicio del rito de humildad para significar renovación de nuestra purificación, para expresar una buena voluntad en servirse uno al otro en humildad semejante a la de Él, y para unir nuestros corazones en amor. El servicio de comunión es abierto a todo creyente cristiano.
Apoyo se encuentra en estos pasajes Bíblicos:
1Corintios 10:16,17
1Corintios 11:23-30
Mateo 26:17-30
Apocalipsis 3:20
Juan 6:48-63
Juan 13:1-17
_______________________________________
Dones Espirituales y Ministerios
Dios otorga a cada miembro de Su iglesia en cada época dones espirituales que han de utilizados en ministerio amoroso para el beneficio de la iglesia y la humanidad. Dados por medio del Espíritu Santo quien proporciona a cada miembro como sea Su voluntad. Los dones proveen toda habilidad y ministerios necesitados por la iglesia para cumplir sus divinamente ordenadas funciones. De acuerdo a las Escrituras, estos dones incluyen tales ministerios como la fe, sanidad, profecía, predicación, enseñanza, administración, reconciliación, compasión, servicio en sacrificio propio, y caridad para ayudar y animar a la gente. Unos miembros son llamados por Dios y dotados por el Espíritu para funciones reconocidas por la iglesia para ejercer el ministerio pastoral, el de evangelismo, el apostolado, y la enseñanza, funciones particularmente necesarias para equipar a los miembros para el servicio, para conducir la iglesia a la madurez espiritual, y para fomentar la unidad de la fe y del conocimiento de Dios. Cuando los miembros emplean estos dones espirituales como fieles mayordomos de la gracia variada de Dios, la iglesia es protegida de la influencia destructiva de la falsa doctrina, crece con una ayuda que es de Dios, y en fe y amor.
Apoyo se encuentra en estos pasajes Bíblicos:
Romanos 12:4-8
1Corintios 2:9-11 & 27-28
Efesios 4:8 & 11-16
Hechos 6:1-7
1Timoteo 2:1-3
1Pedro 4:10,11
_______________________________________
El Don de la Profecía
Uno de los dones del Espíritu Santo es la profecía. Este don es una marca identificadora de la iglesia remanente y fue manifestada en el ministerio de Elena G. de White. Como la mensajera de Dios, sus escritos son fuente continua y autorizada de la verdad la cual provee para la iglesia consuelo, dirección, instrucción, y corrección. También hacen claro que la Biblia es el único estandarte por la cual toda enseñanza y experiencia debe ser probada.
Apoyo se encuentra en estos pasajes Bíblicos:
Joel 2:28,29
Hechos 2:14-21
Hebreos 1:1-3
Apocalipsis 12:17
Apocalipsis 19:10
_______________________________________
La Ley de Dios
Los grandes principios de la ley de Dios son incorporados en los Diez Mandamientos y ejemplificados en la vida de Cristo. Ellos expresan el amor de Dios, su voluntad, y propósitos concernientes a la conducta humana y sus relaciones, son obligatorios para toda persona en cada época. Estos preceptos son la base del pacto de Dios con su pueblo y son el estandarte en los juicios de Dios. Por medio de la obra del Espíritu Santo estos señalan el pecado y despiertan el sentido de necesidad de un Salvador. La salvación es completamente por gracia y no por obras, pero sus frutos es la obediencia a los Mandamientos. Esta obediencia desarrolla el carácter cristiano y produce la sensación de bienestar. Es una evidencia de nuestro amor por el Señor y de nuestra preocupación por nuestros semejantes. La obediencia por fe demuestra el poder de Cristo para transformar vidas y para fortalecer la testificación cristiana.
Apoyo se encuentra en estos pasajes Bíblicos:
Exodo 20:1-17
Salmos 40:7,8
Mateo 22:36-40
Deuteronomio 28:1-14
Mateo 5:17-20
Hebreos 8:8-10
Juan 16:7-10
Efesios 2:8-10
1Juan 5:3
Romanos 8:3,4
Salmos 19:7-14
_______________________________________

El Sábado
El Creador benéfico, después de los seis días de la creación, descansó el séptimo día e instituyó el sábado para toda persona como memorial de la creación. El cuarto mandamiento de la incambiable ley de Dios requiere la observancia del séptimo día, Sábado, como día de descanso, alabanza, y ministerio en armonía con la enseñanza y observancia de Jesús, el Señor del Sábado. El Sábado es un día de comunión deleitosa con Dios y de unos con otros. Es un símbolo de nuestra redención en Cristo, una señal de nuestra santificación, una prenda de nuestra fidelidad, y un goce anticipado de nuestro eterno futuro en el reino de Dios. El Sábado es señal perpetua del pacto eterno de Dios con su pueblo. La observancia gozosa de este tiempo santo de tarde a tarde, de puesta a puesta de sol, es celebración de la obra creadora y redentora de Dios.
Apoyo se encuentra en estos pasajes Bíblicos:
Génesis 2:1-3
Exodo 20:8-11
Lucas 4:16
Isaías 56:5,6
Isaías 58:13,14
Mateo 12:1-12
Exodo 31:13-17
Ezequiel 20:12 & 20:20
Deuteronomio 5:12-15
Hebreos 4:1-11
Levítico 23:32
Marcos 1:32
_______________________________________
La Mayordomía
Somos los mayordomos de Dios a quienes Él ha confiado tiempo y oportunidades, habilidades y posesiones, y las bendiciones de la tierra y sus recursos. Somos responsables ante Él por su uso apropiado. Reconocemos que Él es dueño por medio de nuestro servicio fiel a Él y a nuestro prójimo, y por la devolución del diezmo y dando ofrendas para la proclamación de su Evangelio, y el sostén y crecimiento de su Iglesia. La mayordomía es un privilegio dado por Dios para nutrirnos en amor y para la victoria sobre el egoísmo y la codicia. El mayordomo se regocija con las bendiciones que otros reciben como resultado de su fidelidad.
Apoyo se encuentra estos los siguientes pasajes Bíblicos:
Génesis 1:26-28
Génesis 2:15
1Crónicas 29:14
Hageo 1:3-11
Malaquías 3:8-12
1Corintios 9:9-14
Mateo 23:23
Romanos 15:26,27
2Corintios 8:1-15
_______________________________________
El Comportamiento Cristiano
Somos llamados a ser personas devotas quienes piensan, sienten, y actúan en armonía con los principios celestiales. Para que el Espíritu pueda recrearnos en el carácter de nuestro Señor debemos envolvernos en esas cosas que producirán la pureza, salud, y gozo cristiano en nuestras vidas. Esto significa que nuestro recreo y entretenimiento debe de cumplir los estandartes más altos del paladar y la belleza cristiana. Mientras reconocemos las diferencias culturales nuestra vestimenta ha de ser simple, modesta, y primorosa, conveniente de cuales la verdadera belleza no consiste de un adorno superficial sino en la ornamentación imperecedera de un espíritu manso y quieto. Esto también significa que porque nuestros cuerpos son templos del Espíritu Santo debemos de cuidarlos sabiamente. Junto con ejercicio y descanso adecuado debemos de adoptar la dieta más saludable posible y abstener de comidas inmundas identificadas en las Escrituras. Ya que las bebidas alcohólicas, el tabaco, y el abuso de las drogas y narcóticos son dañinas a nuestros cuerpos debemos abstener de ellas también. En cambio debemos ocuparnos en todo lo que traiga a nuestras mentes y cuerpos a la disciplina de Cristo quien desea nuestro gozo y bienestar.
Apoyo se encuentra en los siguientes pasajes Bíblicos:
Romanos 12:1,2
1Juan2:6
Efesios 5:1-21
Filipenses 4:8
2Corintios 10:5
2Corintios 6:14-7:1
1Pedro 3:1-4
1Corintios 6:19,20
1Corintios 10:31
Levítico 11:1-47
3Juan 2
_______________________________________
El Matrimonio y la Familia
El matrimonio fue divinamente establecido en el Edén y confirmado por Jesús como unión para toda la vida en compañerismo amoroso de un hombre y una mujer. Para el cristiano el compromiso de matrimonio es tanto ante Dios como ante el cónyuge, y debería realizarse entre parejas que comparten la misma fe. El mutuo amor, la honra, el respeto, y la responsabilidad son la fábrica de esta relación la cual ha de reflejar el amor, la santidad, intimidad, y permanencia de la relación entre Cristo y su iglesia. Sobre el divorcio, Jesús enseño que la persona que se divorcia de su cónyuge para casarse con otro, excepto en caso de fornicación, comete adulterio. Aunque algunas relaciones familiares pueden estar lejos de lo ideal, los matrimonios que se entregan completamente uno al otro en Cristo pueden realizar una unidad amorosa por medio de la dirección del Espíritu y la educación de la iglesia. Dios bendice a la familia y intenta que su membresía asista el uno al otro hacia la madurez completa. Los padres han de criar a sus hijos para amar y obedecer al Señor. Por su ejemplo y sus palabras ellos han de enseñarles que Cristo es un disciplinario amoroso, siempre haciendo y cuidando, quien quiere que ellos sean miembros de su cuerpo, la familia de Dios. Aumentando la cercanía familiar es un distintivo de este mensaje evangelístico final.
Apoyo se encuentra en estos pasajes Bíblicos:
Génesis 2:18-25
Mateo 19:3-9
Juan 2:1-11
2Corintios 6:14
Efesios 5:21-33
Mateo 5:31,32
Marcos 10:11,12
Lucas 16:18
1Corintios 7:10,11
Éxodo 20:12
Efesios 6:1-4
Deuteronomio 6:5-9
Proverbios 22:6
Malaquías 4:5,6
_______________________________________
El Ministerio de Cristo en el Santuario Celestial
Hay un santuario en el cielo, el verdadero tabernáculo el cual el Señor levantó y no el hombre. En él Cristo intercede por nuestra parte haciendo disponible a todos los creyentes el beneficio de su sacrificio expiatorio ofrecido por todos en la cruz. Fue investido como nuestro sumo sacerdote y comenzó su ministerio de intercesión en el momento de su ascensión. En 1844 al final de los 2.300 días proféticos, inició la segunda y última fase de su ministerio de expiación. Esta es una obra del juicio investigador que forma parte del desenlace definitivo de todos los pecados, tipificado por la purificación en el antiguo santuario hebreo en el día de las expiaciones. En ese típico servicio el santuario era lavado con la sangre de los animales sacrificados, pero lo celestial es purificado con el perfecto sacrificio de la sangre de Jesús. El juicio investigador revela a los seres celestiales quienes de los que duermen con los muertos son de Cristo y así en Él, son juzgados dignos de tener parte en la primera resurrección. También manifiesta quienes de los vivos cumplen con Cristo, guardando los mandamientos de Dios y la fe de Jesús. Así en Él están preparados para el traslado a su reino eterno. Este juicio vindica la justicia de Dios al salvar los que creen en Jesús. Declara que aquellos quienes han permanecido fieles a Dios recibirán el reino celestial. La realización del ministerio de Cristo marcará el cierre del tiempo de gracia para el hombre y señala la Segunda Venida.
Apoyo se encuentra en estos pasajes Bíblicos:
Hebreos 8:1-5
Hebreos 4:14-16
Hebreos 9:11-28
Hebreos 10:19-22
Hebreos 1:3
Hebreos 2:16,17
Daniel 7:9-27
Daniel 8:13,14
Daniel 9:24-27
Números 14:34
Ezequiel 4:6
Levítico 16
Apocalipsis 14:6,7
Apocalipsis 20:12
Apocalipsis 14:12
Apocalipsis 22:12
_______________________________________

La Segunda Venida de Cristo
La segunda venida de Cristo es la esperanza bendita de la iglesia, el gran clímax del evangelio. La venida del Salvador será literal, personal, visible, y mundial. Cuando Él regrese, los muertos justos serán resucitados y juntos con los vivos justos serán glorificados y llevados al cielo, pero los impíos vivos morirán. El cumplimiento casi completo de la mayor parte de las profecías junto con la condición hoy día del mundo, indican que la venida de Cristo es inminente. La hora y el tiempo de ese evento no han sido revelados pero somos exhortados a estar listos a todo tiempo.
Apoyo se encuentra en los siguientes pasajes Bíblicos:
Tito 2:13
Hebreos 9:28
Juan 14:1-3
Hechos 1:9-11
Mateo 24:14
Apocalipsis 1:7
Mateo 24:43,44
Mateo 26:64
1Tesalonicenses 4:13-18
1Corintios 15:51-54
1Tesalonicenses 1:7-10 & 1Tesalonicenses2:8
Apocalipsis 14:14-20
Apocalipsis 19:11-21
Mateo 24
Marcos 13
Lucas 21
2Timoteo 3:1-5
1Tesalonicenses 5:1-6
_______________________________________

La Muerte y la Resurrección
La paga del pecado es muerte. Pero Dios quien sólo posee inmortalidad, concederá vida eterna a sus redimidos. Hasta ese día, la muerte es un estado de inconsciencia para toda persona. Cuando Cristo, nuestra vida, aparezca, los justos resucitados y los justos vivos serán glorificados y arrebatados para encontrarse con su Señor. La segunda resurrección, la resurrección de los impíos, tendrá lugar mil años después.
Apoyo se encuentra en estos pasajes Bíblicos:
Romanos 6:23
1Timoteo 6:15,16
Eclesiastés 9:5,6
Salmos 146:3,4
Juan 11:11-14
Colosenses 3:4
1Corintios 15:51-54
1Tesalonicenses 4:13-17
Juan 5:28,29
Apocalipsis 20:1-20
_______________________________________
El Milenio y el Fin del Pecado
El milenio es el reinado por mil años de Cristo y los redimidos en el cielo, entre la primera y la segunda resurrección. Durante este tiempo, los impíos serán juzgados. La tierra estará completamente desolada, sin habitantes humanos, siendo ocupada por Satanás y sus ángeles. Al cierre Cristo y sus santos y la santa ciudad descenderá del cielo a la tierra. Los impíos muertos serán entonces resucitados y junto con Satanás y sus ángeles rodearán la ciudad, pero el fuego de Dios los consumirá, purificando la tierra. El universo así será librado del pecado y los impíos para siempre.
Apoyo se encuentra en estos pasajes Bíblicos:
Apocalipsis 20
1Corintios 6:2,3
Jeremías 4:23-26
Apocalipsis 21:1-5
Malaquías 4:1
Ezequiel 28:18,19

_______________________________________
La Tierra Nueva
En la tierra nueva en la cual los justos vivirán, Dios proveerá un hogar eterno para los redimidos y un perfecto ambiente adecuado para la vida eterna y al desarrollo del amor, el gozo, y el conocimiento en su presencia. Aquí Dios mismo morará con su pueblo, dolor y muerte no habrá más. El gran conflicto habrá terminado y el pecado no será más. Todas las cosas vivientes e inanimadas proclamarán que Dios es amor y Él reinará para siempre. Amén.
Apoyo se encuentra en estos pasajes Bíblicos:
2Pedro 3:13
Isaías 35
Isaías 65:17-25
Mateo 5:5
Apocalipsis 21:1-7
Apocalipsis 22:1-5
Apocalipsis 11:15

biblegateway

Lookup a word or passage in the Bible



BibleGateway.com
Include this form on your page

Tiempo de Esperanza

Tiempo de Esperanza
Tiempo de Esperanza

Todo Adventista

Create your own banner at mybannermaker.com!

Christian Counter

extremetracking

eXTReMe Tracker

Lugar de las visitas

christians unite

christians unite

todoar

Top Cristiano

Top Cristiano - el ranking de sitios cristianos

christian top1000

christian top1000

webring

Powered by WebRing.

Hora Actual

El clima en La Plata

Puesta de Sol

Click for La Plata, Argentina Forecast

Tiempo en La Plata

El tiempo en La Plata